UEFA dice que no tolerará más desmanes

La UEFA dijo el viernes que "no puede tolerar" incidentes como el ocurrido el jueves en un partido entre Feyenoord y Roma en Rotterdam, donde aficionados tiraron al terreno de juego una banano inflable dirigido presuntamente al delantero Gervinho, de raza negra, y pidió a los clubes que hagan lo posible por evitar los episodios de violencia y de racismo que se vienen registrando en las competencias europeas, sobre todo la Liga Europa.

El duelo entre Dínamo de Kiev y el Guingamp francés, por su parte, fue demorado cuando un grupo de hinchas franceses dio vuelta una bandera tricolor de Francia para que se pareciese a la de Ucrania. La bandera tenía un cartel alusivo a la anexión de Crimea a Rusia del año pasado.

"Ha habido escenas de violencia y racismo dentro y fuera de los estadios que ni la UEFA ni ningún buen aficionado al fútbol puede tolerar", expresó el secretario general de la UEFA Gianni Infantino antes del sorteo de los octavos de final de la Liga Europa. El dirigente exhortó "una vez más a todas las partes interesadas a hacer todo lo posible para poner punto y final a todas estas escenas tan feas".

El árbitro francés Clement Turpin suspendió por unos minutos el partido entre Feyenoord y Roma al caer en el terreno algunos objetos, como encendedores de cigarrillos, y el banano inflable. Irónicamente, Roma ganó 2-1 con un gol de Gervinho y eliminó a los holandeses.

El partido estuvo rodeado de mucha tensión ya que hinchas holandeses dañaron la fuente de la Plaza de España en Roma después del partido de ida, que terminó 1-1.