Fotos de turistas desnudos en templos indignan a camboyanos

El destino turístico más popular de Camboya, un complejo de antiguos templos que incluye Ankor Wat, está sufriendo de una forma de sobreexposición: al menos cinco visitantes extranjeros han sido detenidos y deportados este año por hacerse fotos desnudos en estos lugares sagrados.

Las autoridades no toleran que la gente se desnude en el Parque Arqueológico Angkor, un extenso y centenario conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que el año pasado atrajo a 2 millones de visitantes. Los incidentes también molestan a los camboyanos de a pie, para quienes los edificios de la era Jemer tienen un enorme valor histórico y espiritual.

"Angkor Wat es el más famoso y sagrado (...) templo en Camboya, donde todo el mundo --no sólo los turistas, sino también los propios camboyanos-- debe mostrar respeto", dijo Rattanak Te, un asistente administrativo que vive en Phnom Penh, la capital. "Definitivamente nos molesta a mí y a todos los camboyanos, porque los extranjeros pensarán que nosotros, el pueblo camboyano, somos descuidados y no cuidamos de este Patrimonio de la Humanidad al permitir que los turistas hagan esta clase de acto inaceptable".

Este mes, los guardas detuvieron a dos hermanas estadounidenses tras verlas haciéndose fotos de su espalda desnuda en el templo de Preah Khan, señaló Kerya Chau Sun, vocera de la Autoridad de Apsara, que gestiona el recinto en Siem Reap, en el noroeste de Camboya. Lindsey Adams, de 22 años, y Leslie Adams, de 20, procedentes de Prescott, Arizona, fueron condenadas a seis meses de prisión en suspenso cada una, una multa de 1 millón de riels (250 dólares), deportación y la prohibición de regresar al país en cuatro años.

En enero, tres franceses en la veintena fueron deportados tras ser descubiertos haciéndose fotos desnudos en el complejo. Otra imagen de una mujer con el torso descubierto ha circulado por medios sociales, pero las autoridades creen que es falsa, señaló Chau Sun. Además, tres turistas fueron descubiertos montando en moto desnudos cerca de Phnom Penh en enero, según medios locales.

Los incidentes de este año no fueron los primeros, pero Chau Sun señaló que en el pasado se logró impedir que otros turistas se desnudaran.

En el lugar hay carteles instando a los visitantes a comportarse de forma respetuosa, y Chau Sun señaló que la Autoridad de Apsara planea añadir carteles advirtiendo que hacerse fotos sin ropa puede llevar a detenciones y deportaciones.

"Como camboyana, me duele (...) Pienso especialmente en los pobres camboyanos que ahorran para poder cruzar el país y venir a rezar en Angkor", dijo. "No entienden por qué iba a comportarse alguien así".

El Parque Arqueológico Ankor es la principal atracción turística de este país del sureste asiático.

Angkor no es el único lugar histórico que ha tenido que lidiar con turistas desnudos. En 2014, los responsables de las ruinas peruanas de Machu Picchu indicaron que se había redoblado la seguridad después de que se atrapara a turistas haciéndose fotos desnudos o corriendo por el lugar sin ropa.

Amichay Rab, un contable de 32 años de Tel Aviv, Israel, fue uno de los turistas que posó al natural. Rab documentó en su blog sus visitas durante un viaje de nueve meses por Centroamérica y Sudámerica. Muchas de las imágenes en las que aparece desnudo se tomaron de madrugada antes de que llegara la multitud, dijo, y a menudo los habitantes del lugar tomaban la foto.

"En ocasiones me puse nervioso, pero nunca tuve miedo de meterme en problemas porque fui muy discreto", dijo. "Esperaba al momento adecuado para evitar herir los sentimientos de alguien".

___

Siga a Kristi Eaton en Twitter en http://twitter.com/KristiEaton