NY: Acusados niegan venta de armas a rebeldes colombianos

Tres hombres se declararon inocentes el jueves en un caso de asociación delictiva para vender armas que tuvo como escenario tres continentes: se les acusa de idear en Europa un plan para vender armas de uso militar a compradores que se hicieron pasar por terroristas que deseaban derribar aeronaves estadounidenses en Colombia.

Cristian Vintila, Massimo Romagnoli y Virgil Flaviu Georgescu quedaron detenidos sin derecho a fianza tras acudir a una audiencia en un tribunal federal de Nueva York. En diciembre fueron detenidos en Montenegro y se les extraditó.

Vintila y Georgescu vivían en Rumania, mientras Romagnoli residía en Grecia, dijeron fiscales.

"Se presume que los tres hombres estaban dispuestos a ser traficantes de la muerte y estaban listos para vender sofisticado armamento a una organización terrorista", dijo el fiscal Preet Bharara en un comunicado.

Fiscales dicen que Georgescu, Romagnoli y Vintila ofrecieron vender ametralladores y lanzacohetes a informantes que se hicieron pasar como asociados de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde que desde hace más de 50 años combate al gobierno de ese país y que desde 1997 se encuentra en la lista de organizaciones terroristas que elabora el Departamento de Estado norteamericano.

Los informantes dijeron a los hombres que las armas se usarían para atacar a las fuerzas estadounidenses que ayudan al gobierno de Colombia, en especial para derribar aviones y helicópteros norteamericanos, señala la acusación.

Tras escuchar eso, los acusados mostraron a los informantes catálogos de las armas que podrían entregar y hablaron de los pagos y los requisitos para entregarlas, señala la acusación. Durante reuniones que se grabaron en secreto con los informantes en Bucarest, Rumania, y Tivat, Montenegro, los hombres también hablaron de entregar certificados falsos para que pareciera que las armas tenían un origen legal, señalaron los fiscales.

Los procesados están acusados de asociación ilícita para asesinar estadounidenses y dar apoyo material a una organización terrorista. Los cargos podrían acarrearles una sentencia de prisión perpetua en caso de que se les declare culpables.

El abogado de Georgescu, Albert Dayan, dijo al juez que "este no es un caso clásico de terrorismo".

"Esta es una acusación por un intento de vender armas", dijo.

Los defensores de los otros acusados, Calvin Scholar y Christopher Flood, no hicieron comentarios de inmediato.

Las FARC están en negociaciones con el gobierno de Colombia desde noviembre de 2012 en La Habana con el fin de terminar con un conflicto que ha cobrado más de 20.000 vidas en cinco décadas.

_______

Jennifer Peltz está en Twitter http://www.twitter.com/jennpeltz