High Museum de Atlanta dedica muestra a botella de Coca-Cola

La botella curvilínea de Coca-Cola cumple un siglo de vida, y un museo de arte está explorando los orígenes y la influencia de su diseño tan reconocible.

La exposición "La botella de Coca-Cola: un ícono estadounidense a los 100 años" estará abierta en el High Museum de Atlanta a partir del sábado y hasta el 4 de octubre. Los visitantes podrán ver ilustraciones del diseño original, un prototipo de 1915 y obras de artistas que se han inspirado en el hoy clásico diseño. Coca-Cola tiene su sede en Atlanta.

"Hacer algo que no sólo sigue vigente para la compañía por más de 100 años, sino que además se convierte en un ícono cultural realmente reconocible alrededor del mundo, es increíble", dijo la curadora del museo Julia Forbes. "Es en verdad un triunfo del diseño".

La muestra lleva a los visitantes a recorrer la historia del diseño de la botella, concebida como un modo de distinguir a Coca-Cola de sus múltiples imitadores.

En un memorando de 1915, la compañía le pidió a empresas de vidrio que presentaran "una botella que una persona pueda reconocer aun si la siente en la oscuridad, y tan moldeada que, aun si se rompe, una persona podría reconocerla a simple vista".

La Root Glass Company en Terre Haute, Indiana, desarrolló el diseño ganador en vidrio "Georgia Green" con un bulto en el centro y estrías a los lados. La exhibición incluye un boceto conceptual y patente para el diseño del contorno de la botella, ambos fechados en 1915. Un prototipo original de la botella del mismo año, uno de solo dos conocidos, también forma parte de la muestra.

Frente a una exhibición de botellas de Coca-Cola a través de los años hay dos docenas de afiches de diseñadores contemporáneos creados en respuesta a una invitación de Coca-Cola el año pasado para imaginar el próximo siglo. Se les pidió a los creativos que consideraran atributos como "felicidad universal" y "optimismo tenaz" y que usaran los colores rojo, negro y blanco.

Toda una galería de la exposición está dedicada a Andy Warhol. En una de las paredes hay dos pinturas de botellas de Coca-Cola inspiradas en viejos anuncios comerciales, una un poco abstracta con líneas borrosas y la otra con líneas tan definidas y limpias que ni siquiera parece una pintura. Warhol realizó estas obras en 1961 y 1962, cuando empezó a usar imágenes comerciales en su pop art.

Una frase de Warhol de 1975 se lee en una pared de la galería: "Lo maravilloso de este país es que Estados Unidos comenzó la tradición en la que los consumidores más ricos compran esencialmente las mismas cosas que los más pobres. Uno puede estar viendo TV y ver Coca-Cola, y uno sabe que el presidente toma Coca-Cola, Liz Taylor toma Coca-Cola y sólo piensa que uno puede tomar Coca-Cola también".

La exhibición concluye con una galería de fotos de mediados de los años 30 al presente. En algunas, el fotógrafo está claramente usando una botella de Coca-Cola o su logotipo como arte, mientras que en otras la botella y el logo sólo aparecen por casualidad.

Dos fotos de Times Square de mediados de los 30 y una de finales de los 90 incluyen publicidad de Coca-Cola. El logo también aparece en tomas de carreteras rurales y tiendas, así como en paisajes urbanos. La fotógrafa Imogen Cunningham capturó en 1953 al fotógrafo paisajista Ansel Adams sentado en su camión sosteniendo una botella de Coca-Cola.

"Muestran la ubicuidad de Coca-Cola", dijo de las imágenes Ted Ryan, quien supervisa los archivos de Coca-Cola. "Está en Times Square. Está en China. Está en la calle. Está en todas partes".

La exposición, una colaboración entre el High y Coca-Cola, da inicio a un año de celebración de la inconfundible botella que incluye publicidad destacando su diseño en más de 140 países, dijo Ryan.

"Todo empieza aquí en el High", expresó. "Quisimos comenzar en nuestra casa".