Estadounidenses devolverán pinturas robadas en Bolivia

El hallazgo de dos pinturas coloniales bolivianas en poder de coleccionistas privados de Estados Unidos activó la búsqueda de otros 10 lienzos robados hace casi 13 años de un templo católico del sur del país.

"La fiscalía reabrió la investigación tras el hallazgo de dos de los 12 lienzos robados en 2002 y estamos solicitando la cooperación de la cancillería para la búsqueda" del resto de los cuadros, dijo el jueves Wilma Blazz, fiscal de la ciudad de Potosí, 410 kilómetros al sur de La Paz.

Los lienzos "Huida a Egipto" y "Virgen de la Candelaria" de casi dos metros de altura y una antigüedad mayor a los 300 años serán devueltos por una pareja de coleccionistas neoyorquinos que los compró en una galería de arte de Sao Paulo, en Brasil, dijo a su vez la cónsul boliviana en Nueva York, Jessica Jordan.

Los coleccionistas contactaron a las autoridades bolivianas para devolverlos tras enterarse de que los lienzos habían sido robados, explicó Jordan a la televisora Cadena A.

En declaraciones a la AP en Nueva York, Richard Huber, dijo que él y su esposa Roberta compraron las pinturas de "un comerciante conocido en Sao Paulo" y que aceptaron devolverlos a los "legítimos propietarios" porque no es costumbre suya "mantener bienes robados".

Huber de 78 años colecciona arte colonial español y portugués desde hace 40 años. Dijo que el caso salió a luz en 2013 cuando el Museo de Arte de Filadelfia monto una exposición con pinturas de su colección privada.

"Como es normal el museo verifica cada obra y encontró en nuestra colección un par de pinturas que figuran en la lista de Interpol", dijo Huber.

Las dos pinturas fueron restauradas por encargo de los Huber y adornan una de las salas de su casa. Ellos alertaron a las autoridades bolivianas e informaron que esperan instrucciones del gobierno boliviano para concretar la devolución.

En junio de 2002 ladrones robaron 12 pinturas coloniales religiosas del templo de San Martín, en uno de los mayores robos de arte en el país, entre ellos los dos lienzos que llegaron a poder de los Huber.

Blazz dijo que pedirá la cooperación de Brasil para buscar en ese país el resto del lote.

La iglesia de San Martín fue construida a mediados de 1600 por esclavos indígenas mineros un siglo después del descubrimiento de la mayor mina de plata que convirtió a Potosí en una ciudad más ricas en su tiempo.

El templo es además un museo de arte colonial. "Después del robo hemos tenido que colocar réplicas en las paredes", dijo a AP el párroco Omar Barrenechea.

La carencia de sistemas efectivos de seguridad ha hecho de los templos coloniales bolivianos el blanco predilecto de los ladrones y pocas veces se recuperan las obras de arte.

---

Karen Matthews de la AP en New York colaboró con este despacho