Muere profesor que participó en protesta en sur de México

Un profesor jubilado falleció el miércoles tras participar en una protesta magisterial en el aeropuerto del puerto turístico mexicano de Acapulco que derivó en un enfrentamiento entre maestros y policías, informaron autoridades.

El gobierno del estado sureño de Guerrero, al que pertenece Acapulco, identificó en un comunicado al profesor como Claudio Castillo Peña. Sus compañeros dijeron que tenía 65 años y que resultó herido en el enfrentamiento, aunque el gobierno federal aseguró que las lesiones por las que falleció no fue resultado de la confrontación.

Cerca de 4.500 profesores y sindicalistas de Guerrero bloquearon los accesos al Aeropuerto de Acapulco para exigir pago de salarios y protestar por la desaparición de 43 estudiantes de magisterio en septiembre.

El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, lamentó el fallecimiento del profesor y llamó al diálogo a los manifestantes. Dijo que el gobierno ha sido tolerante con las protestas todo lo posible, pero que se había llegado al límite.

Los maestros, sin embargo, respondieron el miércoles con bloqueos en carreteras que llevan hacia Acapulco, un puerto turístico ubicado unos 400 kilómetros al suroeste de la Ciudad de México y al que regularmente van vacacionistas nacionales.

La Secretaría de Gobernación informó la noche del martes que tras varias horas de bloqueo, la Policía Federal comenzó una operación para desalojar a los manifestantes y en respuesta los maestros habrían utilizado un autobús para dirigirlo contra los agentes.

La autoridad federal señaló que 15 manifestantes y siete policías resultaron lesionados. La víspera había dicho que sólo cinco profesores fueron heridos.

Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, dijo el miércoles en un mensaje a la prensa que el hombre que murió tenía lesiones en el tórax y los pulmones perforados y que según la autopsia "se presume que las lesiones fueron producto de aplastamiento", lo que les hace creer que "el fallecimiento no fue producto del enfrentamiento entre los manifestantes y los elementos de la Policía Federal".

El funcionario, que no aceptó preguntas de la prensa, añadió que "muy posiblemente la defunción fue producto de un evento distinto", aunque no dijo cuál.

Antes, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, ya había dicho que en Radio Fórmula que el reporte médico preliminar señalaba que falleció por lesiones en tórax y abdomen, que pudieron haber sido causados por "aplastamiento".

Interrogado sobre si sugería que el profesor habría sido arrollado por el autobús con el que los maestros arremetieron contra la policía, Galindo se limitó a decir que se debía esperar al dictamen forense final.

La policía detuvo a 106 manifestantes, de los cuales sólo ocho permanecen retenidos para determinar su posible participación en la comisión de delitos, dijo Rubido.

Acapulco y algunas otras localidades de Guerrero han sido escenario en los últimos meses de diversas manifestaciones y bloqueos de vías por parte de maestros, estudiantes, sindicalistas y miembros de grupos sociales.