Dominicana: investigan segunda clínica de cirugía estética

La fiscalía de la capital dominicana ordenó la cancelación temporal de las operaciones quirúrgicas en una clínica de cirugía plástica tras la reciente muerte de una paciente mientras era sometida a una liposucción.

Se trata de la tercera muerte registrada durante cirugías plásticas en República Dominicana en la última semana.

Venus O'Neill, de 35 años y procedente de Hawai, murió el 21 de febrero en el Centro de Cirugías Pláticas y Especialidades, una de las clínicas estéticas y de reconstrucción más reconocidas de Santo Domingo.

Jean Paul Guidicelli, director de cirugías del centro, indicó el miércoles en conferencia de prensa que "no sabemos cuál fue la causa de la muerte" ya que aún no está concluido el reporte de la autopsia.

Un fiscal se presentó la víspera en la clínica con un contingente policial y colocó los sellos que indican que las cirugías están canceladas temporalmente. La Fiscalía no respondió de inmediato a The Associated Press sobre los motivos de la suspensión de las operaciones.

"Aquí han cerrado sin investigar" las causas del deceso, dijo el director de la clínica Ivanhoe Báez, quien calificó la medida de "arbitrariedad".

Pese a la suspensión la clínica ofrecía el miércoles consultas y tratamientos ambulatorios.

La fiscalía de Santiago, 150 kilómetros al norte de la capital, cerró esta semana el Instituto de Adelgazamiento, Estética del Cuerpo y Ginecología tras la muerte de dos mujeres el 19 y 21 de febrero. El instituto tenía vencido su permiso para realizar cirugías desde fines de 2014, según el Ministerio de Salud.

La fiscal de Santiago, Aura Luz García, informó que espera los reportes de las autopsias para conocer las causas de los decesos y determinar los cargos que presentará contra el centro de estética.

República Dominicana es destino frecuente de mujeres que viajan desde Estados Unidos en busca de cirugías plásticas más económicas que en ese país, pero debido a frecuentes casos de infecciones las autoridades estadounidenses han emitido varias alertas.

El Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) indicó en marzo del años pasado que durante los 12 meses previos se habían reportado 16 casos confirmados de mujeres que sufrieron graves infecciones tras someterse a cirugías estéticas en el país caribeño.