Liga Europa: Preocupación por disturbios en Roma

Los disturbios de la semana pasada en Roma hicieron que se tomasen medidas adicionales de seguridad con miras a los partidos del jueves por los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

La policía de Rotterdam dispuso refuerzos policiales para el choque entre Feyenoord y Roma luego de que aficionados holandeses destruyeran una fuente de 400 años en Roma la semana pasada, cuando los dos equipos empataron 1-1 al disputarse los choques de ida.

También se está reforzando la seguridad en Florencia, ciudad con innumerables tesoros artísticos, donde Fiorentina recibirá al Tottenham, con el que igualó 1-1 en Londres.

Hinchas de Celtic, por otro lado, invadirán Milán para enfrentar al Inter, en otro duelo tenso ya que el partido de ida terminó 3-3.

La UEFA multó al Celtic con 10.000 euros (11.000 dólares) el año pasado por desmanes de sus aficionados en un partido contra Dínamo de Zagreb.

Inter lleva tres victorias seguidas en la Serie A italiana, pero de todos modos marcha octavo y sus mejores posibilidades de clasificarse a la próxima Liga de Campeones son ganar la Liga Europa.

Los "neriazzurri" tienen una carta ganadora en Mauro Icardi, delantero argentino que anotó cuatro goles en los últimos tres partidos y alcanzó a su compatriota Carlos Tevez al tope de la tabla de artilleros del fútbol italiano.

Se rumorea que Icardi quiere renovar un contrato que le paga 900.000 euros (1 millón de dólares) anuales, una cifra exigua para el fútbol, y que de lo contrario está dispuesto a escuchar ofertas de otros clubes.

Roma y Tottenham, por su parte, podrían tener la cabeza puesta en otro lado, ya que los italianos, segundos en el campeonato nacional, enfrentarán el lunes al líder Juventus y los ingleses se medirán el domingo contra el puntero de la Liga Premier Chelsea.

En otros choques, Liverpool lleva a Estambul una magra ventaja de 1-0 sobre Besiktas y lo mismo hace Sevilla, campeón de este torneo el año pasado que visitará al Borussia Moenchengladbach. Los sevillanos jugarán el domingo con Atlético de Madrid en la liga española.