Secretario de ONU: Paraguay contribuye con derechos humanos

Paraguay contribuye al desarrollo de los derechos humanos, dijo el miércoles el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon al iniciar una visita de dos días al país.

Ban leyó un breve mensaje ante los periodistas en el aeropuerto internacional antes de reunirse con el presidente Horacio Cartes y representantes del Congreso y el Poder Judicial.

Entre 1954 y 1989, durante la dictadura del general Alfredo Stroessner, Paraguay fue considerado uno de los países de América del Sur en constante falta con los derechos humanos.

"Estoy en verdad contento de tener esta oportunidad de aprender más acerca de cómo Paraguay ha estado y continúa contribuyendo al trabajo de las Naciones Unidas por un desarrollo sostenible, la paz y los derechos humanos", señaló Ban.

Rogelio Goiburú, activista de derechos humanos y líder de una organización busca los restos de presos políticos desaparecidos durante la dictadura, dijo a The Associated Press que "las expresiones de (Ban-Ki) Moon son alentadoras pero a Paraguay le falta mucho en el tema de respeto a los derechos humanos".

Agregó que "Argentina es el único país de las Américas que merece ser destacado en derechos humanos, el resto de las naciones está avanzando pero lentamente".

Goiburú y sus colaboradores desenterraron en diferentes lugares del país 29 restos humanos en los últimos cinco años que serían de desaparecidos.

Más tarde, Ban leyó otro corto discurso en el palacio de gobierno luego de reunirse con Cartes en el que destacó que Paraguay "se ha unido a los esfuerzos mundiales en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado. Les aliento a sostener este compromiso".

Paraguay tiene unas 8.000 hectáreas de cultivos ilegales de marihuana, los mayores de América del Sur. Afganistán, considerado el más grande productor junto con Marruecos, posee 10.000 hectáreas cultivadas, según un informe de las Naciones Unidas de 2014.

El secretario general de las Naciones Unidas irá el jueves a la usina hidroeléctrica paraguayo-brasileña Itaipú, construida sobre el río Paraná, a unos 340 kilómetros de Asunción y posteriormente se trasladará a la capital chilena.