Policía se prepara para un Feyenoord-Roma de alto riesgo

La policía en Rotterdam estrechaba la seguridad y recibía refuerzos antes del tenso partido de Europa League entre el Feyenoord y la Roma, indicó un portavoz el miércoles.

Los hinchas del Feyenoord provocaron disturbios en Roma la semana pasada antes del encuentro de ida. Se enfrentaron a la policía, dañaron una fuente recién restaurada y dejaron parte del centro histórico de la ciudad cubierto de latas de cerveza y botellas rotas. El partido terminó con un empate 1-1 y planteó un tenso escenario para el juego de vuelta, previsto para el jueves en Rotterdam.

Temiendo que los aficionados visitantes de la Roma quieran vengarse antes del encuentro, los agentes podrían recibir poderes de emergencia para expulsar a los alborotadores de la ciudad, señaló el portavoz de la policía de Rotterdam Gijs van Nimwegen.

"Hemos sabido de este partido durante semanas y ya estaba clasificado en la categoría de mayor riesgo", dijo Van Nimwegen.

Tras los disturbios de la semana pasada, apuntó, "hemos aumentado la cantidad de policía contemplada en nuestros planes originales".

La policía estima que unos 2.700 aficionados de la Roma viajarán a Rotterdam para el partido en el estadio De Kuip, y que en torno a un 10% podrían tener potencial de alborotador.

En la ciudad también habrá un pequeño destacamento de policías italianos que conocen a los seguidores de la Roma, para ayudar a sus colegas holandeses a identificar a posibles vándalos.

Por otro lado, las autoridades holandeses dijeron el martes por la noche que apoyarían las iniciativas privadas de recaudación de fondos para ayudar a pagar la reparación de la fuente de la Barcaccia, construida hace 400 años y que resultó dañada la semana pasada en los altercados de Roma.

El gobierno y el ayuntamiento de Rotterdam están dispuestos a actuar como garantes en las reparaciones, pero el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, dio que en último término, los violentos responsables por los daños deberían ser procesados y pagar los gastos.