Moody's degrada la deuda de Petrobras a "basura"

La deuda de la empresa estatal brasileña Petrobras fue degradada el martes a nivel basura por la agencia calificadora de riesgo Moody's Investors Service.

La nueva nota refleja "el aumento de las preocupaciones por las pesquisas anticorrupción" así como por la liquidez y carga de la deuda de Petrobras, que asciende a unos 100.000 millones de dólares, según Moody's.

La rebaja de la calificación es el indicio más reciente de la veloz caída de gracia de la estatal, que hasta hace poco era vista como la empresa favorita capaz de encabezar la explotación de las gigantescas cuencas petroleras descubiertas recientemente en el mar, que podrían contener unos 100.000 millones de barriles, e impulsar a Brasil al rango de nación desarrollada.

Sin embargo, la compañía está afectada desde el año pasado por un escándalo de corrupción que no para de extenderse, incluyendo una confabulación para cobro de comisiones que según fiscales es la más grande descubierta en Brasil.

Los fiscales afirman que las firmas constructoras y petroleras más grandes del país pagaron grandes sobornos a autoridades de Petrobras y a políticos a cambio de contratos con precios inflados.

También se afirma que parte de los recursos fueron a parar a gastos de campaña del gobernante Partido de los Trabajadores y fuerzas políticas aliadas.

"La compañía no ha alcanzado reiteradamente ciertos objetivos financieros y de producción, y Moody's no prevé más una mejora importante en el apalancamiento a media plazo", según el informe de la calificadora.

Moody's afirmó que Petrobras está en vigilancia con vistas a una ulterior baja de calificación, debido en gran parte a que persiste en demorar la difusión de sus estados financieros auditados del tercer trimestre, que deben incluir las reducciones de valor por las pérdidas derivadas del fraude por las comisiones.

Ulteriores demoras en la difusión de los estados financieros auditados "conllevan el riesgo de que los acreedores pudieran adoptar medidas que propicien que la empresa declare un impago técnico".

La baja de la calificación de la deuda asesta un duro golpe a la compañía más grande de Brasil y a toda la industria petrolera del país la cual da trabajo a 400.000 personas y depende abrumadoramente de Petrobras y sus grandes inversiones en el desarrollo local.

También supone una mala noticia para Brasil en general.

"Ahora ha aumentado el riesgo para el gobierno brasileño", escribió Miriam Leitao, una de las comentaristas financieras más famosas de Brasil, en la edición digital del periódico O Globo.

"Como Petrobras es la compañía más grande de Brasil, los riesgos para el país y la firma van juntos de la mano. Por esa razón aumentan los temores de que también sea reducida la calificación crediticia a Brasil, agregó.

Los fiscales tienen previsto esta semana subir de nivel su pesquisa anticorrupción por el escándalo en Petrobras. El procurador general solicitará formalmente a la Corte Suprema que permita una investigación a fondo sobre la presunta participación de decenas de políticos de alto rango y de ministros de la presidenta Dilma Rousseff.

___

Brad Brooks está en Twitter como www.twitter.com/bradleybrooks