A-Rod abraza a Headley y trabaja con él

Alex Rodríguez comenzó su segundo día de entrenamiento en el complejo de ligas menores de los Yanquis abrazando a Chase Headley, el pelotero contratado para reemplazarlo en la antesala.

"Es una excelente adición a nuestro equipo", destacó A-Rod el martes. "Tenía algunas preguntas sobre algunos temas de bateo. Dialogamos sobre béisbol. Es en lo que tengo más experiencia. Fue grandioso".

Rodríguez, suspendido por infringir el acuerdo antidopaje y el contrato colectivo de las mayores, se perdió toda la temporada anterior y trata de volver, antes de cumplir 40 años en julio. El manager de los Yanquis, Joe Girardi, y el gerente general Brian Cashman han indicado que Headley será su antesalista titular y Rodríguez competirá por el puesto de bateador designado.

"Si yo pensara que llego aquí como primera base, jardinero izquierdo o lo que sea, no tendría sentido", comentó Headley.

A-Rod se ha disculpado con los Yanquis y con los fanáticos, sin dar detalles sobre los actos que derivaron en la suspensión. Seis años atrás, admitió consumir drogas para mejorar su rendimiento cuando estaba en los Rangers de Texas.

Ante la pregunta de si estará bien sin incurrir en el dopaje, Rodríguez respondió, "creo que sí, pero sólo el tiempo lo dirá".

Rodríguez ingresó al campo principal, donde una docena de peloteros realizaban estiramientos a la largo de la línea que delimita el jardín derecho, dos días antes de que comiencen las prácticas con plantel completo. El complejo de Grandes Ligas se ubica a poco más de kilómetro y medio.

Fue Rodríguez quien se acercó a Headley para darle un abrazo.

"Comenzamos apenas el proceso de conocernos mejor", dijo Headley. "Fue maravilloso para mí, y hablamos un poco de béisbol. Como pelotero, uno experimenta diferentes situaciones en su carrera. Ha habido diferentes circunstancias con las que he lidiado, y esta es sólo otra. Toda la interacción que he tenido con él ha sido positiva".

Tres veces nombrado el Jugador Más Valioso, Rodríguez no juega una temporada completa desde 2007, debido a la suspensión, cirugías en ambas caderas y otras lesiones.

"Lo más importante es ser paciente", consideró. "Va a llevarme al menos tres o cuatro semanas el proceso de adaptación".

Girardi opinó que Rodríguez estará listo para jugar la próxima semana, cuando comienza el calendario de pretemporada. Acerca de si habían cambiado sus sentimientos hacia A-Rod, el manager dijo, "no lo creo".

"Mis sentimientos personales son mis sentimientos personales. No creo que eso sea algo que vayamos a discutir. Voy a hacer lo necesario para sacar el mejor provecho de él", indicó el piloto.