Ola de bombas dejan 40 muertos en Irak

Una serie de atentados con bomba en Irak, entre ellos dos explosiones en una calle concurrida de un suburbio de Bagdad, dejaron al menos 40 muertos y decenas de heridos el martes, dijeron funcionarios iraquíes.

El más mortífero de los ataques se produjo poco antes de la puesta de sol, cuando una bomba explotó en el suburbio de Bagdad de Jisr Diyala. Minutos más tarde, cuando la gente acudía en ayuda a las víctimas de la explosión inicial, estalló un coche bomba cerca del lugar de la primera explosión.

El número de bajas en Jisr Diyala subió durante la noche. En cuestión de horas, policías y funcionarios hospitalarios dijeron que al menos 25 personas habían muerto y que 50 resultaron heridas, entre ellas varios estudiantes que acababan de salir de una escuela cercana después de clases. La policía acordonó la zona de los ataques.

Ningún grupo se atribuyó de momento la responsabilidad por los atentados, pero Irak es escenario de ataques casi diarios, la mayoría de parte de los insurgentes suníes dirigidos contra la mayoría chií y las fuerzas de seguridad del país.

Los ataques a menudo son reclamados por el grupo Estado Islámico, que se apoderó de casi un tercio del país durante un bombardeo el año pasado, junto con una franja de territorio en la vecina Siria.

Horas antes, un coche bomba estacionado explotó en una zona comercial de la ciudad de Mishada, 30 kilómetros (20 millas) al norte de Bagdad. Murieron al menos cuatro civiles y 12 más resultados heridos, dijeron funcionarios policiales.

En el barrio bagdadí de Shula, estalló una bomba cerca de un restaurante, matando a tres civiles e hiriendo a ocho, agregaron. Otra bomba también mató a tres civiles e hirió a nueve en una zona comercial en Yusifiya, 20 kilómetros (12 millas) al sur de Bagdad.

Dos civiles más murieron y otros siete resultaron heridos cuando una bomba explotó en un mercado al aire libre en Latifiya, a unos 30 kilómetros (20 millas) al sur de Bagdad. Otra bomba alcanzó a una patrulla policial en Madain, a unos 20 kilómetros (14 millas) al sureste de Bagdad, matando a un policía y un civil, además de herir a cinco personas.

Personal médico confirmó la cifra de fallecidos, pero todos hablaron con la condición del anonimato porque no estaban autorizados a dar información.

___

Los periodistas de The Associated Press Murtada Faraj y Sinan Salaheddin en Bagdad colaboraron para este despacho.