Colorado: Demócratas piden dinero para licencias a migrantes

Los demócratas de Colorado incrementaron el financiamiento a un programa que permite a los inmigrantes recibir una licencia de manejo independientemente de su situación legal en Estados Unidos, preparando un enfrentamiento con los legisladores republicanos que no están de acuerdo con la política.

La ley fue aprobada en 2013, cuando los demócratas controlaban ambas cámaras de la legislatura estatal. Pero como los republicanos controlan ahora el Senado, han hecho palanca con el programa. Posiblemente no apelen la iniciativa de inmediato porque los demócratas todavía controlan la Cámara de Representantes, pero pueden ejercer su poder sobre cómo es financiado el programa.

La disputa se centra en una solicitud del Departamento de Ingresos para poder usar 166.000 dólares para el programa. Ese dinero proviene de cuotas ya recaudadas de los inmigrantes que han pagado por las licencias.

Los demócratas dicen que los fondos son necesarios para satisfacer la demanda de licencias, que ha resultado mayor de lo que se esperaba cuando se aprobó la ley.

Pero los republicanos lo ven como una expansión.

"Este programa ha tenido cada centavo que pidió desde el comienzo", dijo el legislador Brian DelGrosso, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes.

Los demócratas en la cámara baja que dieron su aprobación inicial a la solicitud de más dinero el martes todavía necesitaron una votación final en su cámara para aprobarla. Luego, la iniciativa pasa al Senado, el cual ya ha negado la petición de mayores recursos.

Eso da incertidumbre a cómo seguirá operando el programa. Cuando se convirtió en ley, cinco oficinas estatales emitían las nuevas licencias. Pero sin la aprobación para usar el dinero de los usuarios, autoridades del Departamento de Ingresos redujeron a uno el número de lugares donde pueden adquirirse las licencias especiales.

Los republicanos opinan que reducir las oficinas de servicio era la opción del departamento.

Sin embargo, el departamento dice que el dinero extra era para contratar de forma permanente a algunos empleados temporales y que posiblemente no pueda lidiar con la carga de trabajo sin ellos. Los solicitantes ya llevan mees esperando una cita en algunos casos, y la reducción podría extender la espera hasta años, dijeron demócratas y funcionarios del Departamento de Ingresos.

Personas que apoyan las nuevas licencias opinan que el programa mejora la seguridad pública porque los inmigrantes sabrán el reglamento para conducir y podrían ser identificados debidamente en caso de accidente. Autoridades policiales escribieron a los legisladores este mes en apoyo de las licencias.