Atacantes matan a dos custodios de una cárcel en El Salvador

Dos custodios de un penal salvadoreño fueron asesinados el lunes cuando se dirigían hacia San Salvador en un autobús del transporte interdepartamental, informaron las autoridades.

Según las primeras investigaciones de la policía, uno de los atacantes viajaba en el vehículo y otros dos lo abordaron más tarde, dirigiéndose directamente a las víctimas y disparándoles frente al resto de los pasajeros. Los guardias fallecidos fueron identificados como Elmer Alexander Constanza, de 36 años, y Rafael Antonio Flores, de 30, ambos del penal de San Francisco Gotera, ubicado en el departamento de Morazán, al este de la capital.

Los asesinos se bajaron en el desvío al municipio de Chinameca, departamento de San Miguel, a 121 kilómetros al este de San Salvador, donde los esperaba un automóvil en el que se dieron a la fuga. Sin embargo, la policía logró interceptarlo en la entrada a la ciudad de San Miguel, a 1.345 kilómetros al este la capital, y capturó a dos de los atacantes, a los que les habría incautado las armas. Los nombres de los detenidos no fueron dados a conocer.

Aunque no se ha determinado el móvil del crimen, ocurrió pocos días después de que las autoridades de Seguridad Pública iniciaran el traslado de los cabecillas de las pandillas de los penales de mediana vigilancia a la cárcel de máxima seguridad conocida como Zacatraz, donde estarán totalmente incomunicados del exterior.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, dijo el lunes en entrevista con la televisión local que desde los centros penales se han emitido varias órdenes de asesinato de policías, y ésa es una de las razones por las que se decidió el traslado a Zacatraz. En lo que va del año nueve policías han sido asesinados en diferentes circunstancias, la mayoría por represalia de las pandillas, según afirman las autoridades.

Entre los 24 pandilleros de alta peligrosidad enviados a la cárcel de máxima seguridad figuran Carlos Mujica Lechuga, alias "El Viejo Lín", y Carlos Ruiz Barahona, alias "Chino Tres Colas", dos de los principales cabecillas de la pandillas Barrio 18, así como Carlos Enrique Henrique Solórzano, alias "Diablito de Hollywood", y Dionisio Arístides Umanzor, alias "Sirra", líderes de la pandilla Mara Salvatrucha MS-13.

En El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo, los pandilleros están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen.