McConnell propone votación sobre inmigración

A días de una paralización temporal de actividades en el Departamento de Seguridad Nacional por falta de presupuesto, los senadores republicanos buscaron el lunes una manera de suspender medidas de inmigración contenidas en el proyecto de ley de financiamiento de la agencia y proponerlas para una votación aislada.

No estaba claro si la táctica de Mitch McConnell, líder de la mayoría en la cámara alta, tendría éxito antes de la medianoche del viernes, cuando expira el actual financiamiento al departamento. No es seguro que consiga algún apoyo por parte de los demócratas, y legisladores conservadores de la Cámara de Representantes siguen oponiéndose firmemente a cualquier ley de financiamiento al Departamento de Seguridad Nacional que no revoque las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama sobre inmigración.

Pero como los senadores demócratas están unidos contra el proyecto de ley de la cámara baja que otorga fondos a la agencia pero al mismo tiempo bloquea las órdenes de Obama en materia de inmigración, McConnell dijo que era momento de abordar otro enfoque.

"La nueva iniciativa de ley que describí ofrece una opción a la cual podemos recurrir. Es otra manera de liberar al Senado de tácticas obstructivas de los demócratas y avanzar en el debate", dijo McConnell en el pleno de la cámara alta después que una votación para hacer avanzar el proyecto aprobado por la Cámara de Representantes fracasó en ese sentido por votación de 47-46, lejos de los 60 votos necesarios. Tres intentos previos a inicios del mes arrojaron resultados similares.

"Esta es la oportunidad para que nuestros colegas hagan exactamente lo que dijeron a sus representados que harían: defender el imperio de la ley, sin más excusas", dijo McConnell en un comentario sarcástico dirigido a un puñado de senadores demócratas que han manifestado oposición a las acciones ejecutivas del presidente que ofrecen permisos de trabajo y protección de la deportación a millones de inmigrantes que residen en el país sin permiso.

Un vocero del presidente de la Cámara de Representantes John Boehner acogió con agrado la propuesta de McConnell, aunque no pronosticó su probabilidad de tener éxito en la cámara baja.

"Esta votación pondrá de relieve la irresponsable hipocresía de cualquier senador demócrata que afirma que se opone a las órdenes del presidente Obama en materia de inmigración pero se niegan a votar para detenerlas", dijo Michael Steel, vocero de Boehner.