Romanticismo, reggeaton y poesía en inicio de Viña 2015

Con un homenaje a los mejores poetas chilenos y la combinación de música romántica y reggaetón, géneros infalibles en los últimos años del certamen, arrancó el domingo en Chile uno de los festivales de música más importantes de Latinoamérica: Viña 2015.

Los versos musicalizados de algunas de las obras más reconocidas de Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Manuel Rojas y Nicanor Parra, en la voz de los propios autores, se mezclaron en una puesta en escena que abarcaba desde la estética de tango y cabaret hasta recreaciones de bosques y de música electrónica a ritmos de marcado acento cubano.

Fue el homenaje de partida antes de que el repletísimo auditorio Quinta Vergara cayera rendido ante la música romántica de Luis Fonsi, encargado de abrir el 56 Festival de Viña, inaugurado por segundo año consecutivo por un puertorriqueño. Fonsi toma el testigo de Ricky Martin, primer artista en pisar el escenario en 2014.

El cantante, productor y compositor es uno de los nombres más conocidos de la región y un viejo conocido del festival, en el que se presenta por cuarta vez tras haber consolidado una exitosa carrera como baladista. "No existe un lugar como éste en el mundo", declaró el cantante al inicio de su espectáculo, despertando una fuerte ovación de los asistentes.

El monstruo, como se conoce al temido público que ocupa las gradas del festival, se mostró benevolente con el cantante y tarareo todas sus canciones, incluyendo "Imagíname sin ti", "Corazón en la maleta", "Respira" o "No me doy por vencido", durante la hora que duró el espectáculo. Y le entregó una gaviota de plata y otra de oro como recompensa.

Tras la actuación del dúo cómico Dinamita Show dio comienzo la competición internacional con la participación de Bobby Kimbal representando a Estados Unidos con la canción "Living life for happiness", que obtuvo 4,3 puntos del jurado sobre un máximo de 7. Además actuaron Michele Cortese, representando a Italia con "Per Fortuna", que obtuvo un 5,4; "Boom Chiqui Boom", de Arturo Domínguez por Chile (4,2).

La competencia folclórica echó a andar con "Llegar a Nueva York" de los colombianos Bendito Parche (5,3); "Cuyano bien plantao", de Ricardo Dimaria por Argentina (4) y "Sonero Callejón" interpretada por Aléx Ramírez y el grupo Cosa Nuestra, Perú (5,6).

También subirán al escenario del concurso el colombiano Julián Díaz con "Bailar conmigo", Lori Nuic, de Canadá, con "Something Beautiful"; la argentina Laura Sky con "Mejor que te perdí" y el brasileño Marco Castillo con "Forró no Canadá". Pasión Andina actuará en nombre de Bolivia con "Morena" y la chilena Elizabeth Morris interpretará "La mejicana".

Tras la competencia, la estrella más esperada de la noche, Yandel, puso a bailar a todo el auditorio con su reggeaton que fusiona distintos estilos musicales y bebe del hip hop, R&B y el pop. Fue su primera presentación en solitario en el Festival tras la separación del dúo Wisin & Yandel para iniciar ambos carreras en solitario.

Yandel interpretó, en contra de lo esperado, uno de los grandes éxitos del dúo, "Sexy movimiento", además de "Noche de sexo" y "Enfermo de amor". Sorprendió al invitar al escenario a Tony Dize y animó al público a bailar con ritmos pegadizos como "Plakito", "Moviendo caderas" o "Hasta abajo". Recibió, al igual que su compatriota Fonsi, una gaviota de plata y otra de oro del público.

El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar es una de las instituciones musicales más sólidas de América Latina y su 56ta versión será transmitida por el canal de cable HTV para 26 países del continente, de forma ininterrumpida durante sus seis jornadas nocturnas que concluyen la madrugada del sábado.