Joey Logano se consagra en las Daytona 500

Joey Logano, el piloto que se pasó siete años tratando de cumplir con expectativas imposibles, se adjudicó el domingo su primera victoria en las 500 Millas de Daytona, la carrera más importante de la NASCAR.

Logano tenía 18 años cuando debutó en la Copa Sprint y muchos le señalaron como la próxima gran figura del automovilismo estadounidense. Pero decepcionó en sus primeras cuatro temporadas. Roger Penske decidió darle una oportunidad para la temporada de 2013, luego que perdió su plaza con el equipo Joe Gibbs Racing.

Ahora con 24 años, su victoria en la denominada "Gran Carrera Estadounidense", le vuelve a poner en el candelero. Para Penske, uno de los dueños de equipos más respetados, es su segunda victoria en las Daytona 500, amén de su récord de 15 triunfos en las 500 Millas de Indianápolis.

"¡Las Daytona 500. Dios mío. Me están bromeando?", gritó Logano en la meta del óvalo Daytona International Speedway. "Estuve nervioso durante toda la carrera".

La carrera había sido dominada por el cuatro veces campeón Jeff Gordon. En su última Daytona 500 de su carrera, Gordon ganó la pole y mantuvo a su Chevrolet al frente en 77 de las primeras 100 vueltas. Fue el piloto que más vueltas como primero completó, con 87.

Pero Gordon se diluyó en los momentos decisivos y Logano supo aprovechar la oportunidad para pasar el liderato.

Kevin Harvick, último campeón de la Copa Sprint, quedó segundo, escoltado Dale Earnhardt Jr., el ganador de la pasada edición de las Daytona 500.

Denny Hamlin quedó cuarto, seguido por el seis veces campeón de NASCAR Jimmie Johnson, Casey Mears, Clint Bowyer, Martin Truex Jr., Kasey Kahne y Greg Biffle.

Gordon se vio involucrado en el último choque de la carrera, y quedó 33ero.