Museo de Arte de Ohio devolverá artefacto a Alemania

Un astrolabio alemán de hace 450 años usado para medir el tiempo y hacer cálculos de astronomía será devuelto a un museo alemán del que probablemente fue robado, según el Museo de Arte de Toledo, Ohio.

El aparato desapareció del Museo Gotha en Alemania en algún momento de 1945.

"Es un dispositivo científico único", dijo Brian Kennedy, presidente y director del museo de Toledo. "Es triste verlo partir, pero no es nuestro".

Fuerzas estadounidenses ocuparon Gotha durante la guerra y muchas de las colecciones del museo fueron trasladadas en 1945 a la Unión Soviética una vez que la autoridad en la zona fue entregada a Moscú.

Pero el aparato astronómico fue uno de los pocos artefactos del museo que no terminó en la Unión Soviética, y fue llevado a Estados Unidos, donde cayó en manos de un comerciante de arte de Nueva York antes de ser vendido en 6.500 dólares en 1954.

El Museo de Arte de Toledo recibió en 2013 una carta del director del Museo de Gotha que decía que habían encontrado la pieza en Toledo y que creían que era de ellos.

Kennedy dijo que revisaron la documentación, que incluía fotografías, del Museo de Gotha y determinaron que la pieza en exhibición en Toledo "muy probablemente era la misma".

Los dos museos entonces llegaron a un acuerdo para devolver la históricamente valiosa pieza a su legítimo dueño, dijo Kennedy.

"Hemos reconocido que ha habido un cambio cultural en el comportamiento de los museos", dijo. "Hay un escrutinio mucho mayor en cómo los museos obtienen sus objetos y una mayor transparencia".

Esta es la cuarta vez desde 2010 que el Museo de Arte de Toledo ha devuelto piezas de arte.

El año pasado, la institución anunció que una estatua india del siglo XI probablemente fue robada de un templo en ese país. El museo le había comprado la pequeña estatua de bronce a un comerciante de arte de Nueva York que ha sido acusado en India.

La institución también devolvió en 2011 una figura de una sirena que fue robada durante la Segunda Guerra Mundial a un museo alemán y una jarra de agua antigua a Italia en 2013.