Muere prominente activista antiaborto John Willke

El doctor y obstetra John Willke, cuyas ideas sirvieron para dar forma al movimiento antiaborto moderno, con ideas como que las mujeres podían resistirse a concebir tras una agresión sexual, ha fallecido, dijo el sábado su hija. Tenía 89 años.

Willke, que fundó la Federación Internacional del Derecho a la Vida, falleció el viernes en su casa en Cincinnati, confirmó su hija Marie Meyers.

Agregó que se desconocían de inmediato las causas de la muerte de su padre y afirmó que parecía gozar de buena salud a pesar de su avanzada edad.

"El centro de su vida fue preocuparse de la gente como esposo, padre y doctor, y esa preocupación ocupó el trabajo de su vida a favor de los niños no nacidos y sus madres", aseguró Meyers.

Willke dejó de asistir partos a finales de la década de 1960 con el propósito de dedicarse de tiempo completo al movimiento antiaborto, para lo que se retiró de la práctica médica en 1988. Participó en protestas y audiencias en el congreso y salía con frecuencia en la televisión nacional.

En un comunicado, el procurador general de Ohio, Mike DeWine, describió a Willke como un "líder mundial en el movimiento del derecho a la vida".

"Se le recordará como un gran maestro, amigo y líder incondicional que dio voz a los más vulnerables en nuestra sociedad", afirmó DeWine.

Otros médicos y activistas a favor del derecho al aborto acusaron a Willke de ignorar los hechos y la ciencia, en particular con sus puntos de vista sobre la violación y el embarazo.

El representante federal Todd Aiken, de Missouri, suscitó las críticas de sus correligionarios republicanos y fracasó en su búsqueda de una banca del senado en 2012 debido a declaraciones que reflejaban las posturas de Willke.

"No hay mayor trauma emocional que pueda experimentar una mujer que una violación", escribió Willke en 1999 en la publicación Christian Life Resources.

"Una violación puede alterar radicalmente en una mujer la posibilidad de ovulación, fertilización, implantación e incluso hacer propicio un embarazo", había dicho Willke.