Nadal, vencido en semifinal de Río

Rafael Nadal fue eliminado en las semifinales del Abierto de Río de Janeiro, al caer el sábado por 1-6, 6-2, 7-5 ante el italiano Fabio Fognini, quien se medirá a otro español, David Ferrer, en el duelo por el título.

Nadal ha jugado tres torneos este año y no ha llegado a una sola final. Sucumbió en los cuartos de final del Abierto de Australia, fue vencido en la primera ronda de Catar y ahora quedó apeado en Río, un certamen que conquistó el año pasado sobre la arcilla, su superficie predilecta.

"Todos saben que él es el mejor en esta superficie", comentó Fognini. "No tengo palabras para describir este momento. Estoy supercontento. Es el mejor partido que he ganado en mi carrera".

Nadal jugará la próxima semana en Buenos Aires, con la idea de seguirse preparando para el Abierto de Francia, que está a tres meses de realizarse. El astro balear ha conquistado nueve de los últimos 10 títulos en Roland Garros, pero esta vez, la misión parece más desafiante.

"Siento que mi tenis está más cerca, más cerca que el mes pasado, del nivel que quiero recuperar", afirmó Nadal, quien se perdió buena parte de la actividad del año pasado por una serie de enfermedades y lesiones.

Nadal se quejó de calambres y del calor en Río, pero reconoció que simplemente no tuvo la calidad necesaria para ganar. Sin embargo, se mostró motivado y aseguró que "no fue negativa la semana" en esta ciudad.

Aunque manifestó dudas sobre su posible participación en el certamen del año próximo, afirmó que quiere participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Si bien luce más esbelto que el año anterior, negó en la semana que su peso haya variado en seis años --entre 85 y 86,5 kilogramos (188 y 190 libras).

"El lado físico ha sido el mismo de siempre", indicó. "Todo es igual. No ha habido cambios en mi vida ni en mi preparación".

Fognini ganó el encuentro al atacar la red y prender una pelota que golpeó la parte superior de ésta, para dejar sin oportunidad al español mediante un tiro cruzado.

Ferrer avanzó a la final del domingo al doblegar 7-5, 6-1 al austriaco Andreas Haider Maurer. El español ha enfrentado a Fognini en siete ocasiones y en todas lo ha vencido.

La final de mujeres confrontará a la italiana Sara Errani (1ra preclasificada) y a la eslovaca Anna Schmiedlova (6ta).

Schmiedlova derrotó 6-3, 4-6, 6-2 a la rumana Irina Camelia Begu, mientras que Errani dio cuenta de la sueca Johanna Larsson (5ta), por 7-5, 6-3.

Nadal estaba evidentemente agotado. Aunque jugó a tope en el primer set, se fue desinflando.

El astro español había jugado hasta las 3:18 de la madrugada del sábado, antes de eliminar al uruguayo Pablo Cuevas (6to). Volvió a la cancha apenas 17 horas después.

Fognini disputó también un encuentro la noche anterior, pero de ningún modo concluyó tan tarde como el compromiso de Nadal.

"Tengo que estar satisfecho por la forma en que jugué el primer set", dijo Nadal. "Pero me he cansado muy pronto hoy... Estas cosas pueden suceder".