EEUU: Faltan datos sobre seguridad fronteriza

La inadecuada recopilación de información e inadecuadas prácticas de reporte por parte del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS por sus siglas en inglés) puede llevar a una percepción sesgada sobre la condición de la seguridad fronteriza, de acuerdo con un centro de estudios.

El estudio publicado esta semana por el Bipartisan Policy Center (Centro de Política Bipartidista), con sede en Washington, dice que la dependencia que supervisa a la Patrulla Fronteriza debe usar mejores métodos para medir qué tan segura es la frontera.

El estudio fue elogiado por un grupo de trabajo en materia de inmigración encabezado por la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice, el ex gobernador de Mississippi Haley Barbour, el ex gobernador de Pennsylvania Ed Rendell y Henry Cisneros, ex secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano.

"La principal fuerza de impulso del documento es que después de haberlo analizado, existe un conjunto de coeficientes de desempeño que pueden ser calculados y reportados por el gobierno en este momento, y que considerados en su conjunto podrían proporcionar un cuadro integral respecto a dónde nos encontramos en materia de seguridad fronteriza", dijo Theresa Cardinal Brown, directora de política de inmigración del centro.

Michael Friel, vocero de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza, dijo que el departamento está revisando el reporte, pero no está respondiendo preguntas.

El estudio analiza diferentes indicadores que la Patrulla Fronteriza y sus agencias matrices utilizan para determinar cálculos sobre todo, desde cuánta gente ingresa al país ilegalmente hasta cuántos inmigrantes se quedan tras expirar su tiempo asignado. Por ejemplo: el Departamento de Seguridad Nacional depende de datos de 1996 para calcular el porcentaje de inmigrantes que se quedaron en Estados Unidos tras finalizar su visa. Recopilar más información podría conducir a determinar mejor cuánta gente está en el país sin permiso y la tasa de reincidencia para deportados.

En general, el departamento no compila o publica suficiente información, encontró el reporte.

Cardinal Brown señaló que el gobierno debe profundizar en la comprensión respecto a qué lleva a los inmigrantes a venir aquí. La Policía de Aduanas y Protección Fronteriza, por ejemplo, recopila información mensual sobre el número de inmigrantes atrapados cruzando la frontera sin permiso, su nacionalidad, género y edad. Pero la información no siempre es publicada, ni es examinada de manera que pueda ayudar a pronosticar tendencias antes de que ocurran, indica el estudio.

Un ejemplo claro son las decenas de miles de niños inmigrantes sin compañía de un adulto que llegaron Estados Unidos a mediados del año pasado. La cifra fue tan alta que agentes de la Patrulla Fronteriza en Texas --por donde ingresó la inmensa mayoría de los niños-- no estuvieron suficientemente equipados para atender la emergencia y tuvieron que enviar a muchos niños en vuelos a una bodega en Nogales, Arizona, donde se procesaron sus casos.