Uruguay: polémica por proyecto para condonar deuda de Cuba

El envío al Parlamento de un proyecto de ley oficialista para que Uruguay condone a Cuba una deuda por 31,5 millones de dólares provocó el viernes una ola de críticas de parte de la oposición.

"Me parece que es un gesto de despedida del gobierno de (el presidente José) Mujica, un gesto por afinidad ideológica", dijo el senador del opositor Partido Colorado Ope Pasquet.

El legislador afirmó, en una entrevista con radio Carve, que habría que calcular el monto de la deuda con los intereses correspondientes, por lo que sería significativamente mayor a la cifra difundida por el gobierno.

El proyecto de ley, que lleva la firma del presidente Mujica y sus ministros y tiene fecha del 18 de febrero, establece que la deuda se condonará "en mérito a las numerosas instancias de cooperación que nuestro país recibió de parte de la República de Cuba en diversos ámbitos".

El gobierno recordó que Cuba realizó entre 2007 y 2011 una misión oftalmológica que permitió que miles de uruguayos que sufrían cataratas pudieran recuperar la vista. Según el proyecto enviado al Parlamento, se realizaron unas 50.000 operaciones con un precio estimado de 1.500 dólares cada una, lo que significaría un acumulado de 75 millones de dólares. "Se puede apreciar fácilmente y sin hesitaciones que se supera el monto de la deuda a condonar", dice el texto.

De acuerdo con la iniciativa, Cuba adeudaba 31,5 millones de dólares a Uruguay al 31 de diciembre de 2013.

Pero el senador opositor Pedro Bordaberry, del Partido Colorado, dijo en Twitter que con los intereses la deuda asciende a 105 millones de dólares.

Varios legisladores de la oposición se manifestaron en contra del proyecto en declaraciones a la prensa y en las redes sociales.

La diputada Martha Montaner, del mismo partido que Bordaberry, señaló en esa red social que "Mujica deja el mayor déficit fiscal desde el 2002 y ahora perdona deuda a Cuba. Una administración singular".

"El gobierno generoso con el dinero ajeno", escribió por su parte la diputada del Partido Nacional Ana Lía Piñeyrúa y sugirió que el dinero podría usarse los planes de vivienda.

Por su parte, el diputado Jaime Trobo, también del Partido Nacional, incorporó un nuevo ángulo a la discusión y pidió que la Cancillería abra sus archivos para aclarar la participación de Cuba en apoyo de la guerrilla tupamara, de la cual Mujica fue un importante dirigente en los años 60 y 70. "Cuba tiene una deuda más importante que la que quiere perdonar Mujica, la de su intervención en la política interna financiando y entrenando (a la guerrilla)", escribió.

El partido gobernante Frente Amplio, una coalición de partidos de izquierda, tiene mayoría de un escaño en las dos cámaras del Parlamento. El diputado oficialista Daniel Caggiani indicó en Twitter que "la cancelación de la deuda con Cuba es un justo reconocimiento a un pueblo solidario y amigo".