Ataques suicidas en Somalia; viceprimer ministro herido

Un doble ataque suicida con bombas contra un hotel cerca del palacio presidencial de la capital somalí causó el viernes al menos cuatro muertos y dejó heridos al viceprimer ministro y otros funcionarios, informó un funcionario de la policía.

Un legislador somalí dijo que uno de sus colegas parlamentarios y un vicealcalde murieron en los atentados suicidas. Mohamed Alí dijo el viernes que el legislador Omar Alí Nor y el vicealcalde de Mogadiscio, Mohamed Aden estaban entre los fallecidos. Por lo menos otras dos personas también murieron.

Ali dijo que la cifra de muertos era alta, pero que no había cifras disponibles aún.

Un agresor estrelló su vehículo cargado de explosivos contra la puerta del hotel, antes de que otro atacante suicida entrara al mismo lugar y se inmolara, dijo a The Associated Press el capitán Mohammed Hussein.

El grupo insurgente islamista Al Shabab reclamó la responsabilidad por el ataque, según la radioemisora del grupo, Andulus.

Dos cuerpos ensangrentados yacían fuera del hotel en el centro de Mogadiscio, mientras los soldados acordonaban la zona y disparaban al aire para dispersar a la multitud.

El viceprimer ministro, Mohamed Omar Arte, fue trasladado de urgencia a un hospital, dijo Hussein. El vicepremier fue uno de varios funcionarios gubernamentales de alto rango que estaban en el hotel en el momento del ataque.

"A ellos no les preocupa la vida, los humanos y los musulmanes", dijo una anciana que lloraba junto al cadáver de un hombre fuera del hotel.

Este es el segundo ataque contra un hotel en Mogadiscio en menos de un mes. El 22 de enero, tres ciudadanos somalíes murieron cuando un atacante suicida se inmoló en la puerta de un hotel que albergaba el grupo de avanzada del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien hizo una visita al país días más tarde. Un funcionario de inteligencia de Somalia dijo que la delegación turca de alrededor de 70 miembros se alojaba en el hotel en el momento del ataque, pero que resultaron ilesos.

Pese a haber sufrido reveses importantes en 2014, Al Shabab libra una insurgencia mortífera contra el gobierno de Somalia y sigue siendo una amenaza tanto en Somalia como en la región de África Oriental. El grupo ha realizado muchos ataques en Somalia y países vecinos, entre ellos Kenia, cuyo ejército integra las tropas de la Unión Africana que apoyan al débil gobierno de Somalia, apoyado por la ONU.

Al Shabab controló gran parte de Mogadiscio de 2007 a 2011, pero fue expulsado de la capital somalí y otras ciudades importantes por fuerzas de la Unión Africana.