Quién ganará y quién debería ganar en los Oscar

A días de la 87 entrega de los Premios de la Academia los periodistas de The Associated Press especializados en cine Jake Coyle y Lindsey Bahr comparten sus predicciones para la ceremonia del domingo que promete ser intrigante.

PELICULA

COYLE

Ganará: "Birdman" de Alejandro González Iñárritu se impondrá a pesar del logro histórico de "Boyhood". Al tratarse de un homenaje al mundo de los espectáculos es la "Shakespeare in Love" de esta época.

Debería ganar: "Boyhood" une el cine y el tiempo de una manera poderosa, pero también vale la pena destacar "The Grand Budapest Hotel" de Wes Anderson, la más divertida y creativa película del año.

Debió considerarse: "Interstellar" de Christopher Nolan no ha sido favorita pero esta historia gloriosa de ciencia ficción le habría agregado algo del brillo de las cintas de gran presupuesto a los Oscar, hasta tiene cuarta dimensión.

BAHR

Ganará: Aunque las ambiciones de "Birdman" y su extraordinario elenco son impresionantes, el conmovedor experimento de 12 años que se necesitó para completar "Boyhood" es demasiado bueno como para pasarlo por alto.

Debería ganar: "Boyhood", pero no por su dedicación, mucha gente se esfuerza por años en sus proyectos soñados. "Boyhood" es una película genial y profundamente humana que celebra la vida cotidiana y está destinada a convertirse en un clásico.

Debió considerarse: En 10 años revisaremos la ausencia casi total de "Interstellar" en los Premios de la Academia y se hará justicia cinematográfica. Por lo menos Nolan no está solo en el universo "2001: A Space Odyssey" también quedó fuera de la carrera por el Oscar a la mejor película.

ACTOR

BAHR

Ganará: En una de las categorías más peleadas de toda la premiación, no debería sorprender que la academia se decantara por un actor relativamente mayor e ilustre como Michael Keaton quien retoma su carrera en una actuación fenomenal. A Redmayne le darán otra mala sorpresa.

Debería ganar: Keaton. No nos deberían importar los esfuerzos de un actor megalomaniaco que pasó su mejor momento, pero Keaton logró hacer un Riggan Thomson conmovedor y a la vez antipático, desesperadamente triste.

Debió considerarse: Hay tantas buenas actuaciones que se debieron merecer una nominación, incluyendo a David Oyelowo por su poderosa y cuidada interpretación de Martin Luther King Jr. en "Selma" y el empresario de Oscar Isaac en "A Most Violent Year".

COYLE:

Ganará: Redmayne. Este actor pecoso parece ser el favorito por su actuación técnicamente impresionante.

Debería ganar: Keaton. Redmayne es un joven actor talentoso, pero es un poco delicado para ser un físico. Keaton ha sido un cable con corriente eléctrica por años.

Debió considerarse: La actuación del año fue de Timothy Spall en "Mr. Turner". Si los Oscar se basaran en los gruñidos él ganaría fácil.

ACTRIZ

COYLE

Ganará: Julianne Moore por "Still Alice". Una gran actriz a la que se le debe el Oscar, aunque la película no es memorable.

Debería ganar: Marion Cotillard por "Two Days, One Night". La actriz francesa se merece una nominación por su actuación sencilla y por la película injustamente desairada "The Immigrant".

Debió considerarse: Tilda Swinton por "Only Lovers Left Alive". En la divertida historia de vampiros de Jim Jarmusch, cautiva con tan solo caminar por una calle de Tanger. Es una de las criaturas más exóticas del cine.

BAHR

Ganará: La cinco veces nominada Moore tiene desde hace mucho una deuda en los Oscar y su retrato matizado de una mujer exitosa deteriorándose por el surgimiento del Alzheimer, quede fuera de eso es una película mediocre, es su gran oportunidad.

Debería ganar: Moore por cualquier otro de sus papeles. Pero si se trata de considerar a las otras contendientes de este año: Felicity Jones por "The Theory of Everything". La historia de Jane Hawking y la versión serena de Jones de una mujer en una situación increíblemente difícil ha sido opacada por una actuación aún más sorprendente en esa película.

Debió considerarse: La comediante Jenny Slate mostró una gran profundidad, humor y empatía en la perfectamente realizada "Obvious Child", una película tan agradable y de su época que quizá las generaciones más viejas no supieron qué hacer con ella.

ACTOR DE REPARTO

BAHR

Ganará: J.K. Simmons por su maniático profesor de jazz en "Whiplash", ha sido la mejor opción desde que la película se estrenó en Sundance hace más de un año.

Debería ganar: Simmons, y será muy decepcionante si no se enfurece con la orquesta de los Oscar cuando traten de callarlo con música.

Debió considerarse: Tony Revolori casi fue olvidado por su magnético y real botones Zero en "The Grand Budapest Hotel". La estética de Wes Anderson parece cegar a la gente ante el hecho de que hay actuaciones realmente conmovedoras debajo de los escenarios de colores estridentes.

COYLE

Ganará: Simmons así que olvídense de los otros candidatos, ni si quiera se le acercan. ¡Fuera del salón de clase!

Debería ganar: Simmons. Un actor de carácter que se lleva un merecido reconocimiento.

Debió considerarse: Jake Gyllenhaal hizo muchas cosas bien en su papel tenebroso en "Nightcrawler", pero la película solo funciona si tiene el corazón de Riz Ahmed como apoyo.

ACTRIZ DE REPARTO

COYLE

Ganará: Patricia Arquette la tiene segura por "Boyhood".

Debería ganar: Arquette. La mejor escena y la más tierna de "Boyhood" es cuando el personaje de Arquette, después de haber criado a sus hijos y de verlos alcanzar su "serie" de logros se pregunta lo que sigue para ella. "Pensaba que habría más", se lamenta en un momento inolvidable.

Debió considerarse: Cada año numerosas actuaciones de películas extranjeras pasan desapercibidas, pero parece que es un verdadero error que Agata Kulesza de la película polaca "Ida" no fuera nominada. Al interpretar a la amarga y bebedora juez Wanda es buenísima.

BAHR

Ganará: Es curioso que algunos de nosotros pensamos que la conmovedora interpretación de Arquette como madre y mujer descubriéndose pasaría desapercibida ante la Academia. Ahora el premio lo tiene en la bolsa.

Debería ganar: Arquette, y a todos nos encantará que una actuación sutil en una película original sea la ganadora indiscutible.

Debió considerarse: La relativamente desconocida Katherine Waterston elevó su Shasta Fay Hepworth de "Inherent Vice" de ser una mujer en apuros a una mujer a momentos hecha y derecha que se convierte en un enigma. Es difícil lograr ambas ideas. Es una unión perfecta para una actriz en un solo papel.

DIRECTOR

BAHR

Ganará: Las ambiciones que posiblemente no serán suficientes para asegurar el Oscar a la mejor película para "Birdman" posiblemente serán reconocidas con una victoria para Alejandro González Iñárritu como director.

Debería ganar: El plan poco cuidado de filmar una vez al año y la falta de un guion completamente realizado podrían hacer que Richard Linklater sea fácilmente pasado por alto en esta categoría, pero eso sería un error.

Debió considerarse: "Inherent Vice" es otra de esas películas que está adelantada a su tiempo. Paul Thomas Anderson sigue reinventándose con cada película y esta historia privada, evocadora y brumosa es exquisita y poco valorada.

COYLE

Ganará: Al igual que en el caso del Oscar a la mejor película, esto estará entre lo ostentoso de "Birdman" y el humanismo paciente de Linklater. Ya que sospecho que "Birdman" se llevará el Oscar a la mejor película, el Oscar para el director será para el texano.

Debería ganar: Es difícil de igualar los brios de Anderson en "The Grand Budapest Hotel", la culminación de tres estrenos estelares para el director después de "Fantastic Mr. Fox" y "Moonrise Kingdom".

Debió considerarse: ¿La revisión de David Fincher al matrimonio en "Gone Girl" fue demasiado obscura para algunos miembros de la academia? Es una lástima, fue la película que generó más debate en el año, una bomba en la lucha entre los géneros.

GUION ORIGINAL

BAHR

Ganará: Con dos nominaciones por coescribir guiones, la academia ya ha coqueteado con la manera idiosincrática de escribir diálogos y narración de Wes Anderson y parece que finalmente lo recompensarán con una estatuilla por el éxito de "The Grand Budapest Hotel", que coescribió con Hugo Guinness.

Debería ganar: Anderson es un experto al unir lo extremadamente obscuro con lo cínico y "The Grand Budapest Hotel" es un ejemplo de su talento (y el de Guinness) único para crear historias emocionantes y poco convencionales.

Debió considerarse: La elegante y controlada "A Most Violent Year" de J.C. Chandor pasó sin pena ni gloria, pero esta gema oculta explora los personajes, las motivaciones y las ambigüedades morales con su historia.

COYLE

Ganará: Este es posiblemente el mayor reconocimiento que le dará la academia a "The Grand Budapest Hotel", que tiene nueve nominaciones pero ninguna para Ralph Fiennes.

Debería ganar: Anderson se lo merece pero también vale el trabajo fenomenal de Dan Gilroy para "Nightcrawler".

Debió considerarse: La engañosamente atmosférica "A Most Violent Year" cambió la historia de los gánster al sacarla de la calle para ponerla entre supuestos empresarios legales.

GUION ADAPTADO

COYLE

Ganará: "Whiplash" de Damien Chazelle (considerado "adaptado" porque primero hizo un corto de "Whiplash") está bien pensado y tiene mucho de lo que tienen los grandes guiones: diálogos concisos que se pueden citar. Debe marcar el ritmo de la academia.

Debería ganar: Paul Thomas Anderson por "Inherent Vice" se merece una medalla por tratar de adaptar a Thomas Pynchon sin perder la cabeza en el proceso.

Debió considerarse: ¿Por qué no se nominó el guión de Gillian Flynn de "Gone Girl"? Un éxito de ventas internacional convertido en una novela negra suburbana, de eso se trata esta categoría.

BAHR:

Ganará: Chazelle por su intensa "Whiplash" presenta un retrato de un artista al borde de la grandeza como nunca lo hemos visto antes.

Debería ganar: "Whiplash" aunque es un poco desconcertante porqué se consideró un guion adaptado.

Debió considerarse: Escribir una novela y escribir un guion son dos habilidades muy diferentes y la autora y guionista de "Gone Girl" Gillian Flynn logró dominar ambas. Sus cortes violentos y necesarios y sus modificaciones le ayudaron a hacer que la película valiera por sí misma.