Examinan videos de muerte de mexicano en Washington

Autoridades del estado de Washington dijeron el jueves que aún están recopilando imágenes en video de la balacera en la que la policía mató a un ciudadano mexicano desarmado y solicitaron paciencia, mientras continuaban las protestas en la comunidad agrícola por la muerte.

Antonio Zambrano Montes, de 35 años, murió en Pasco el 10 de febrero después que lanzó piedras contra autos y contra policías, de acuerdo con las autoridades. La balacera detonó una serie de protestas y la exigencia de que se realice una investigación federal. Se trata de la cuarta muerte a manos de la policía de Pasco en menos de un año.

En una conferencia de prensa realizada el jueves, el vocero de la unidad especial regional de investigaciones que indaga sobre la balacera dijo que están siendo examinadas las grabaciones de video de las patrullas y que se está entrevistando a testigos.

El sargento Ken Lattin, de la policía de Kennewick, no pudo decir exactamente cuántos videos están siendo examinados por las autoridades.

"Entre más información tengamos mejor", dijo Lattin.

La unidad especial de investigaciones no incluye agentes de Pasco, una comunidad de aproximadamente 70.000 residentes ubicada en el sureste de Washington. Más de la mitad de la población de Pasco es hispana.

Lattin señaló que han sido entrevistadas aproximadamente 40 personas, pero que sólo unas cuantas vieron la balacera.

Zambrano supuestamente estaba lanzando piedras que golpearon a dos agentes y que Zambrano se negó a colocar en el piso otras que llevaba en las manos. Los manifestantes han dicho que los policías debieron haber utilizado fuerza no letal para someterlo.

Es probable que la investigación sobre la balacera tome meses, y Lattin pidió calma.

"Agradecemos la paciencia del público", enfatizó.

Lattin dijo que los investigadores quieren saber más sobre las acciones de Zambrano, quien las autoridades creen que estuvo viviendo intermitentemente en una misión local en las horas y días previos a la balacera. Su comportamiento anormal en una transitada intersección necesita ser comprendido mejor, agregó.

"Sus acciones no fueron normales, ni razonables, pero ¿por qué?", preguntó.