Nueva propuesta dietética: menos azúcar y más café

Después de todo, quizá esté bien un par de tazas extra de café. Más huevos, también. Pero sin duda hay que tomar menos bebidas con azúcar. Y, como siempre, no hay que olvidar los vegetales.

Las grasas saturadas siguen siendo un problema. Las recomendaciones de un comité asesor del gobierno establecen sugieren una dieta amigable con el medio ambiente baja en carnes rojas y procesadas. Pero la comisión contradijo límites previos para el colesterol y sostiene que la cafeína de unas pocas tazas de café podría ser benéfica.

La comisión también modifica los límites de sal que pueden consumirse, aunque sigue sosteniendo que los estadounidenses consumen demasiada. También establece límites al consumo de azúcar porque lo considera un problema, especialmente para los jóvenes.

Los departamentos de Agricultura y Salud y Servicios Humanos usarán el reporte del jueves para redactar nuevas guías alimentarias, que deben estar listas para finales de año. Esta guía influye en los patrones nutricionales en todo el país, especialmente en temas como el almuerzo escolar subsidiado por el gobierno federal, las etiquetas de los alimentos y los consejos de los médicos.

En general, las nuevas recomendaciones no se alejan mucho de las emitidas en 2010: comer más frutas, vegetales y granos enteros, pero menos grasas saturadas, sal y azúcar.

El informe señala que el colesterol contenido en la dieta "ya no se considera un nutriente cuyo consumo excesivo cause preocupación". Esto obedece a que nuevas investigaciones muestran que el colesterol existente en los niveles sanguíneos es más complicado de lo que en alguna ocasión se pensó.

La comisión indica que "no hay relación apreciable" entre males cardiacos y la cantidad de colesterol contenido en la dieta, pero sigue recomendando consumir menos grasas saturadas. Al igual que en años anteriores, el informe sugiere limitar las grasas saturadas al 10% del total de calorías. No se especifica cuánto colesterol, o huevos, puede consumir una persona al día.

El azúcar añadida no debe exceder las 200 calorías por día, aproximadamente las que contiene una bebida de 473 mililitros (16 onzas), señala el comité formado por doctores y nutriólogos. La recomendación es parte de un programa más amplio para ayudar a los consumidores a diferenciar las azúcares agregadas de las que naturalmente contienen los alimentos, como la leche y la fruta.

El sodio se acumula rápidamente. Un emparedado de pavo y un tazón de sopa pueden sumar 2.200 miligramos, lo que está por debajo del límite de 2.300 miligramos al día para cualquier persona, aún para quienes sufren de enfermedades cardiacas.

Las guías alimentarias de 2010 sugerían que los afectados por males cardiacos no consumieran más de 1.500 miligramos, el nuevo informe dice que reducir esa cantidad podría ser benéfico para algunos. Un informe de 2013 del Instituto de Medicina señalaba la carencia de evidencias de que consumir menos de 2.300 miligramos de sodio al día acarreara beneficios.

De acuerdo con el informe hay pruebas de que entre 3 y 5 tazas de café al día pueden considerarse parte de una dieta saludable y hay pruebas de que su consumo reduce el riesgo de presentar diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas.