Premier polaca en conversaciones "difíciles" con Hungría

La primera ministra de Polonia, una de las voces más críticas de Rusia en Europa, mantuvo "conversaciones francas y difíciles" el jueves con su colega húngaro Viktor Orban, criticado en Occidente por estrechar lazos con Rusia.

La reunión en Varsovia con la premier polaca Ewa Kopacz fue parte de una campaña de Orban para demostrar que un estrechamiento de lazos con el Kremlin no significa que les vuelva la espalda a sus socios de la alianza occidental.

El encuentro ocurrió dos días después que Orban recibió al presidente ruso Vladimir Putin en Budapest, donde firmaron un nuevo acuerdo sobre gas.

Muchos detractores de Orban en Hungría y el exterior expresaron su desagrado porque el líder de la Unión Europea y de un país miembro de la OTAN brindó ese honor a Putin.

Analistas polacos expresaron su desazón ante el hecho de que Putin tuviera una tribuna en Budapest para criticar a Ucrania en momentos que los separatistas respaldados por Rusia en el este del país completaban la toma de Debáltseve.

Kopacz también expresó claramente su desagrado.

La unidad europea y "la condena a una agresión es fundamental para nosotros", dijo Kopacz en una breve conferencia de prensa junto a Orban. "En discusiones francas y difíciles le dije esto al primer ministro Orban".

Comparó la suerte de Ucrania hoy con la de Polonia y Hungría en la era soviética y recordó cómo las fuerzas soviéticas aplastaron la insurrección húngara de 1956.

"Estoy orgullosa de que nuestras dos naciones, después de años de esclavitud y años de dictadura traída del este, hoy son miembros de la comunidad occidental", dijo Kopacz. "Hoy podemos decidir nuestros destinos. Creo que una gran nación europea como Ucrania también tiene derecho a decidir su destino".

Orban no habló de su relación con Rusia, pero dijo que apoyaba el cese de fuego en Ucrania forjado la semana pasada en Minsk.

"Hungría y Polonia siempre se apoyaron mutuamente y siempre apoyaron la libertad", dijo el premier húngaro. "Hungría apoyará y defenderá hasta el final esta unidad europea construida en torno del acuerdo de Minsk".