ONU alaba éxito de Nigeria contra el ébola

El jefe de la Misión de la ONU de Respuesta al ébola alabó el éxito de Liberia en la batalla contra el virus, pero advirtió de no caer en la complacencia ante el descenso en el número de casos.

"He visto que hay mucha concientización, pero el principal riesgo que tenemos es cierto grado de fatiga", dijo Ismail Ould Cheikh Ahmed en su segunda visita a esta nación del oeste de África.

El ébola ha causado la muerte de más de 3.800 personas en Liberia y cerca de 9.200 en este país, Guinea y Sierra Leona desde que se registraron los primeros decesos por el mal en las zonas rurales de Guinea en diciembre de 2013. Los tres países tienen débiles sistemas de salud que no estaban preparados para una epidemia de esas proporciones.

Se han logrado avances significativos contra la enfermedad, y en Liberia ya hay un número reducido de casos. Los estudiantes volvieron a clases el lunes luego de que se interrumpieran por seis meses, aunque autoridades de salud señalaron que un solo caso podría provocar un nuevo brote de contagios.

Ould Cheikh Ahmed dijo que el surgimiento de uno o dos casos puede provocar frustración entre la población.

"Lo llamamos el camino rocoso hacia los cero casos", dijo, pero luego advirtió que "el principal enemigo es la complacencia".

Estados Unidos se prepara para retirar a finales de abril a los 2.800 soldados que envió para combatir el brote en el occidente de África, informó la semana pasada la Casa Blanca.

En Sierra Leona, la comisión anticorrupción dio a conocer una lista con los nombres de personas que deberán reportarse a sus oficinas mientras se investiga el gasto de recursos para combatir al ébola.

Un informe del auditor general de Sierra Leona que se dio a conocer hace dos semanas señala que casi una tercera parte del dinero recibido para luchar contra la enfermedad, cerca de 5,75 millones de dólares, se usó sin recabar los recibos y facturas necesarios.

La lista difundida el martes incluía a doctores de distritos médicos, el coordinador de la respuesta nacional frente al ébola, un antiguo secretario permanente en el Ministerio de Salud y Sanidad, otros funcionarios del gobierno, así como contratistas privados y empresarios.