Colombia: activistas seguirán luchando por adopción gay

Defensores de los derechos de los homosexuales aseguraron el jueves que el debate sobre la adopción por parte de parejas del mismo sexo no terminó con el fallo adverso de la Corte Constitucional de Colombia.

"Vamos a seguir trabajando incansablemente por la igualdad" de los derechos entre heterosexuales y homosexuales, dijo en entrevista telefónica con The Associated Press Mauricio Albarracín, director de la no gubernamental Colombia Diversa.

El miércoles la Corte Constitucional, el máximo tribunal del país en asuntos de la carta magna, falló que la adopción entre parejas del mismo sexo no se ajusta a las leyes colombianas excepto en los casos en que el niño sea hijo biológico de uno de los miembros de la pareja. No se dieron a conocer de inmediato los detalles de la sentencia.

Para Albarracín, el tribunal consolidó su postura respecto de la adopción cuando el menor es hijo biológico de uno de los integrantes de la pareja "pero de alguna manera agudizó la discriminación entre hijos biológicos y adoptados".

Por eso, enfatizó, no cesarán en sus demandas ya que la Corte "perdió una oportunidad de oro" para darle iguales derechos a heterosexuales y homosexuales. "Hay otras demandas pendientes", aseveró.

Según el activista, el fallo dejó en la comunidad gay un sabor agridulce: por un lado la adopción quedó a medias y por otro hubo una gran aceptación social hacia la igualdad.

El gobierno, que había advertido que aceptaría la sentencia cualquiera fuera su contenido, comentó a través de su ministro del Interior Juan Fernando Cristo que el tema debe ser llevado al Legislativo. "Al país le sirve un debate respetuoso frente a las distintas posiciones sobre este tema en particular", escribió el funcionario en su cuenta de Twitter.

El tema tuvo al país en vilo en las últimas semanas y con opiniones encontradas.

"No estoy de acuerdo con esa adopción... es muy complicado para un niño que lo críen dos hombres; hasta le creo a que sean dos mujeres", comentó a AP Mauricio Ríos, un taxista de 43 años.

Pero para Jessica Meléndez, una universitaria de 21 años, "es preferible que un niño viva con dos hombres o con dos mujeres a que esté abandonado en la calle".

El estatal Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ha dicho que hay unos 10.000 niños a la espera de ser adoptados.

La Iglesia Católica y la Procuraduría se han opuesto a cualquier tipo de adopción por parte de homosexuales. En cambio, otras entidades públicas como la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo la han apoyado públicamente.

"Consideramos que el panorama para las parejas del mismo sexo es mucho mejor que hace una década. Sin embargo, creemos que la Corte contaba con elementos de juicio suficientes para (permitirla) sin ningún tipo de restricciones", destacó el Defensor Jorge Armando Otálora en un comunicado.

En agosto la Corte había avalado la adopción de una niña por parte de una pareja der mujeres. La pequeña es hija biológica de una de ellas.

Dos semanas atrás los magistrados de la Corte terminaron empatados en cuatro votos al discutir el tema, por lo que hubo que nombrar un conjuez para que destrabara el tema. El jueves el magistrado se inclinó por el no.

La ponencia del caso estuvo a cargo del juez Jorge Iván Palacio quien concluyó que, según expertos, científica y médicamente no está establecido que menores de edad puedan sufrir traumatismos si su crianza corre a cargo de parejas homosexuales. Su postura fue derrotada.

Actualmente las parejas homosexuales en Colombia pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho" o "uniones civiles" sin que ello constituya un matrimonio.

Desde 2007, además, pueden heredarse y afiliarse al sistema de salud y de pensiones.