Gigantes: Sánchez confiado en recuperación tras conmociones

Héctor Sánchez tenía pautado su reconocimiento médico a las 1.30 de la tarde del miércoles. Pero el receptor venezolano, apurado para trabajar en el día en el que los jugadores de los campeones Gigantes de San Francisco empezaron a reportarse a los entrenamientos de pretemporada, quería recibir el visto bueno y situarse detrás del plato.

El cátcher de 25 años, o alguien más, anotó el nombre de Sánchez en uno de los turnos previos a su examen. El reconocimiento de rutina confirmó que Sánchez está plenamente recuperado tras sufrir un par de conmociones que le afectaron en la temporada de 2014.

"Estoy al 200 por ciento", dijo sonriente.

Sánchez era el cátcher suplente de los Gigantes cuando a fines de julio sufrió su primera conmoción. Luego, durante un juego de rehabilitación en la sucursal de Triple-A en Fresno el 16 de agosto, fue impactado por un foul en la máscara y sufrió una segunda conmoción.

No volvió a jugar en el año y, con tristeza, vio como sus compañeros se encaminaban a la conquista de su tercera Serie Mundial en cinco años.

"Me sentía mareado. Estaba cansado, pero no podía dormir porque siempre estaba malhumorado", contó al describir los efectos de las conmociones. "Nunca había vivido algo así. No existe un tratamiento, solamente descanso".

Sánchez reconoce que temió que no volvería a jugar otra vez. Pero mejoró y pudo regresar a su país natal para actuar en la liga de invierno, en el que se limitó a las tareas de bateador designado.

Eso no impidió que Sánchez dedicara tiempo como receptor en las prácticas.

"Durante la pelota invernal trabajé un poco con los lanzadores, bloqueando (lanzamientos) y cosas así. Pero no hice mucho", dijo.

El piloto de los Gigantes Bruce Bochy confirmó que Sánchez, quien llegó más Delgado, será el encargado de estar detrás del plato el jueves para la primera sesión de bullpen de los pitchers de los Gigantes.

"Es excelente el empeño que puso en el invierno para llegar en esta condición física", dijo Bochy. "Sabe que será competitivo. Y está para hacer de todo".

Sánchez examinó su máscara protectora y probó su guante antes de responder a preguntas sobre preparación.

"Me entrené fuerte y tengo una dieta sana", dijo Sánchez sobre su nueva fisonomía. "Esto era importante para mí, ya que el año pasado no pude hacer nada con las conmociones".

Aunque admite sobre el grado de riesgo al que se expone en su posición, Sánchez reiteró que la prefiere de igual manera.

"Es la única forma que sé de jugar béisbol", dijo. "Sé que no es seguro. Pero me gusta lo que hago".

Amén de tratar de engancharse a la rutina defensiva, Sánchez deberá competir para recuperar el puesto que perdió por las lesiones la pasada temporada.

Andrew Susac, un novato que bateó para .273 con tres jonrones y 19 impulsadas al disputar 20 juegos como titular como receptor en 2014, inicia la pretemporada como el suplente principal de Buster Posey.

Sánchez apenas bateó para .196 con tres jonrones y 28 impulsadas en 66 juegos con los Gigantes la pasada temporada. Pero cuenta con más experiencia, acumulada a lo largo de cuatro campañas.

"Hizo un buen trabajo y es un excelente pelotero", dijo Sánchez sobre Susac. "Haré lo de siempre. Me toca trabajar duro y ellos (los coaches) tomarán la decisión. No está bajo mi control".