Delpozo sorprende con artístico y colorido desfile

Los amantes de la alta costura tendrán mucho de qué hablar el miércoles: la casa española Delpozo presentó un sofisticado desfile lleno de faldas voluminosas, colores fuertes y bordados que parecían tener vida propia, en un show de la Semana de la Moda de Nueva York que rápidamente ocupó las redes sociales.

El director creativo de la marca, Josep Font, dijo que se inspiró en dos pintores, el australiano Rhys Lee y el ruso Andrey Remnev, para crear la colección otoño-invierno que presentó en el centro de Manhattan.

"Lee es como siniestro pero muy colorista y Remnev es todo lo contrario, mucho más romántico, muy icónico. La mezcla fue empezar la colección", dijo Font durante una entrevista con Associated Press antes del desfile.

Con el terciopelo como material estrella, Font fue fiel a sus marcados diseños arquitectónicos pero los suavizó con bordados de alto relieve, lanas de punto grueso entrelazados de forma exagerada y pedrería que dibujaba motivos florales en los vestidos. El diseñador catalán mezcló el terciopelo con sedas y neopreno y también usó organzas y tules.

El rojo, el negro, los tonos piel y hasta un verde-amarillo fosforescente protagonizaron el espectáculo.

Font es la cara de la marca tras la muerte de su fundador, el español Jesús del Pozo, quien murió en 2011 de un enfisema pulmonar. Delpozo cuenta con tiendas en Madrid y Miami, además de presencia en más de una docena de ciudades que incluyen Hong Kong y Dubái.

"Cada año intento dar un paso hacia adelante. Siempre intento mejorar, investigar más, crear nuevos volúmenes, nuevas sensaciones", dijo Font el miércoles.

El diseñador destacó que lo importante no es que las prendas sean bellas sino la sensación que éstas causan cuando uno las ve.

Las fotos de sus diseños, con modelos que llevaban pañuelos en la cabeza y que desfilaron en lo que parecía un bosque encantado de árboles blancos sin hojas, ocuparon rápidamente redes sociales como Instagram. Entre los miembros del público se encontraba el periodista británico de modas Hamish Bowles, uno de los editores de la revista Vogue.

Los abrigos, vestidos y faldas fueron las prendas dominantes, con amplios volúmenes y a veces coloridas figuras geométricas que recordaban a pájaros superpuestos en las telas. Algunos de los diseños dejaron entrever una influencia oriental.

Font, sin embargo, usó las siguientes palabras para describir su colección: "Arquitectura, poesía, frescura.....moda contemporánea".

___

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens