Acusado dentista en muerte de mujer, le extrajo 20 piezas

Un dentista ha sido acusado por la muerte de un paciente que perdió el conocimiento mientras le sacaban 20 piezas y le hacían varios implantes en año pasado.

Rashmi Patel, de 45 años y residente en Suffield, se entregó el martes en la Policía de Enfield y fue acusado de un cargo menor de homicidio por negligencia y un cargo mayor de falsificar pruebas, dijo la policía. Patel tiene consultas en Enfield y Torrington.

Los cargos se presentan exactamente un año después que la paciente de Patel, Judith Gan, de 64 años, falleció en un hospital el 17 de febrero de 2014. Las autoridades reguladoras de la práctica médica del estado concluyeron que Patel no respondió adecuadamente cuando a Gan le bajó peligrosamente el nivel de oxígeno en la sangre mientras estaba consciente pero sedada en medio de varios procedimientos de extracción e implante en la consulta de Enfield el mismo día.

Patel, quien salió en libertad con una fianza de 25.000 dólares, ha negado haber hecho algo indebido en el tratamiento a Gan. Ni Patel ni su abogado respondieron a mensajes el miércoles.

La muerte de Gan y otros incidentes llevaron a la Comisión Estatal de Estomatología a suspender en diciembre la licencia a Patel, en espera de una revisión de su historial como dentista y le prohibieron permanentemente realizar procedimientos con sedación.

La comisión indicó en un informe que Patel "ignoró" señales de que Gan estaba en peligro, como la baja en el nivel de oxigenación de la sangre, el color de su rostro y manos, así como sonidos de dificultad para respirar. La comisión indicó que Patel también pasó por alto las advertencias de sus asistentes de que Gan estaba en peligro y continuó los procedimientos.

Cuando una asistente de Patel gritó que la paciente no tenía pulso, el dentista trató de reanimarla mientras la asistenta llamaba al teléfono de emergencia, según el informe. Gan fue llevada a las carreras a un hospital, donde la declararon muerta.

La comisión también concluyó que Patel no debía haber intentado tantos procedimientos juntos en una misma cita, dado que su historia clínica indicaba que Gan había sufrido un infarto cardiaco seis meses antes, dos embolismos en los últimos dos años y tomaba medicamentos que pudieran haber afectado su respuesta a la sedación.