Exigen la liberación de dirigente opositor en Caracas

Dos centenares de seguidores del líder opositor Leopoldo López se concentraron el miércoles en una pequeña plaza del este de la capital para conmemorar un año de la detención del dirigente y exigir su liberación.

Bajo la consigna "liberen a Leopoldo" y entre carteles con fotografías del dirigente, los manifestantes vestidos con camisas blancas se congregaron en los alrededores de la plaza José Martí para recordar a López que permanece detenido desde hace un año en la cárcel militar de Ramo Verde mientras se le sigue juicio en un tribunal de la capital.

La pequeña plaza, que fue escenario hace un año del último mitin que ofreció el dirigente antes de entregarse a las autoridades, se ha convertido en punto de referencia de los opositores para sus protestas.

"Nuestro compañero Leopoldo López... está secuestrado por una justicia podrida que no representa a Venezuela", dijo a una radio local el dirigente opositor y ex candidato presidencial, Henrique Capriles, al manifestar su solidaridad con el líder detenido, y llamó a los venezolanos a unirse.

"En Venezuela tenemos un gobierno cobarde que lo único que le queda es el abuso y la represión. Y ante esto, los venezolanos tenemos que remar en una misma dirección. Que toda nuestra fuerza e indignación sirva para capitalizar el descontento que se siente en las calles. Sobran razones para unirnos y organizarnos, y trabajar en función de las elecciones parlamentarias", agregó.

López, de 43 años, fue detenido luego que las autoridades lo responsabilizaron de unas violentas protestas que ocurrieron el 12 de febrero del 2014 en la capital y que desencadenaron otras manifestaciones que se extendieron por cuatro meses en varias ciudades. López y otros dirigentes promovieron una iniciativa contra el gobierno de Nicolás Maduro conocida como "La Salida", que fue considerada por las autoridades como una acción conspirativa.

Aunque algunos de los manifestantes reclamaban de manera enérgica la libertad de López, otros recordaron con pena al dirigente.

"Me da mucha tristeza...he llorado mucho", expresó entre llantos, Sofía Figuera, una jubilada de 57 años, al referirse al opositor detenido. "Después que lo detuvieron el país está peor", acotó.

Venezuela enfrenta actualmente una profunda crisis con una galopante inflación, severos problemas de desabastecimiento y una recesión que los analistas prevén que podría agravarse este año por la caída de los precios del petróleo que es la principal fuente de ingresos de país.

La Fiscalía General acusó a López en abril de 2014 de los delitos de incendio, instigación pública, daños a la propiedad pública y asociación para delinquir. De ser declarado culpable el opositor podría enfrentar una condena de 13 años y nueve meses.

El juicio contra López será retomado el miércoles en una audiencia en la que se espera que la Fiscalía General presente nuevos testigos. La juez del caso le ha impedido a la defensa del opositor presentar pruebas.