Tope para cambios en la NBA: reforzarse o seguir igual

Hace un año, la Conferencia del Este era un pulso entre dos equipos. Y Larry Bird creyó que había dado el golpe definitivo.

Cuando los Pacers de Indiana obtuvieron a Evan Turner en un canje con Filadelfia, confiaban haber añadido un anotador efectivo para vencer a Miami y pasar a la final de la NBA. No fue así, y Turner ahora juega en Boston.

Ahora, los Pacers luchan por colarse en la postemporada, dos partidos atrás por el octavo y último boleto, en procura de una chispa que les permita escalar posiciones. De la misma manera que lo hizo con su equipo en la cima, Bird promete ser agresivo.

"Siempre queremos reforzar al equipo y está claro que se necesitan muchas mejoras", dijo el presidente de los Pacers recientemente. "Estamos explorando en la liga y hablando con mucha gente para ver lo que se puede hacer".

Si no se puede, añadió, esperará hasta después de la temporada.

Es lo que todo equipo de la NBA deberá decidir en los próximos días.

La fecha límite para concretar canjes es la tarde del jueves. Con varios equipos remando por los playoffs, la interrogante es si eso les hacer actuar más conservadoramente o ser cautelosos.

Algunos no querrán arriesgar con cambios con tan poco tiempo restando en la temporada. Turner, por quien Indiana cedió al popular Danny Granger, no encajó en el vestuario de Indiana.

Además, los equipos pueden reforzarse gastando dinero en vez de desprenderse de jugadores.

Houston adquirió a Josh Smith tras ser dejado en libertad por Detroit y Amare Stoudemire está por recalar con los Mavericks tras rescindir su contrato con los Knicks. Otros veteranos podrían ser contratados como agentes libres tras la fecha límite.

El que más suscita atención es Ray Allen, quien tendría a varios equipos detrás de suyo tras estar sin jugar lo que va de la temporada.

Los equipos que más dispuestos de sacarse fichas de encima son los que han decepcionado.

--Brooklyn difícilmente pueda conseguir que alguien tome a Deron Williams debido a sus lesiones y todo el dinero que se le debe por el contrato de 95,8 millones de dólares que firmó en 2012. Pero estuvieron cerca de transferir a Brook López a inicios de la temporada.

--La mala temporada de Denver abre las puertas para que otros equipos pregunten por Arron Afflalo, Ty Lawson o Wilson Chandler.

El paso correcto puede catapultar a un equipo rumbo a la postemporada. El equivocado podría ser fatal.

No se deben aguardar traspasos de grandes figuras. De hecho, nada de enorme magnitud se ha dado en estas fechas desde que Utah traspasó a Williams a los Nets en 2011. Los equipos que quieren hacer algo apuntan a reducir su nómina de salarios. Así es que los Knicks de Nueva York podrían transferir al base español José Calderón tras haber cedido a J.R. Smith e Iman Shumpert.

Cleveland obtuvo a los escoltas, además de Timofey Mozgov de Denver en otro cambio, esencialmente las mejores adquisiciones de la temporada.

Dallas hizo otro tanto al adquirir a Rajon Rondo de Boston en diciembre, mientras que Memphis capitalizó en la renovación de los Celtics para incorporar a Jeff Green.

Para Golden State y Atlanta, los actuales líderes, los cambios se hicieron hace buen rato.

Los Warriors añadieron al pívot Andrew Bogut de Milwaukee en 2012. Cinco meses después, los Hawks adquirieron a Kyle Korver de Chicago y ahora mismo está rindiendo una de las mejores campañas en cuanto a tiros desde el perímetro en la historia de la NBA.