Lance Armstrong pierde 10 millones en recurso de arbitraje

Un panel de arbitraje ordenó que Lance Armstrong y Tailwind Sports Corp paguen 10 millones de dólares tras una disputa con una compañía promotora que presentó una demanda por fraude.

El panel determinó que el ex ciclista se involucró en un "certamen sin paralelo de perjurio, fraude y complot internacional" a fin de encubrir su consumo de drogas para mejorar el rendimiento.

SCA Promotions, con sede en Dallas, anunció la decisión que tomó el panel por 2-1 contra Armstrong, luego que los abogados del ex deportista indicaron el lunes que habían pedido a una corte de distrito en Dallas confirmar el fallo del recurso de arbitraje, mismo que se emitió el 4 de febrero.

El panel incluyó a un presidente neutral, quien se pronunció en favor de SCA, y a una persona elegida por cada parte.

Tim Herman, abogado de Armstrong, insistió en que el fallo es contrario a la ley de Texas, y previó que será revocado por un juez.

SCA pagó a Armstong y a Tailwind, una empresa ahora disuelta que manejaba equipos deportivos. Los pagos habrían ascendido a unos 12 millones de dólares en bonos durante la carrera de Armstrong, en la que conquistó siete títulos del Tour de Francia.

Esas victorias se borraron del palmarés después de que se determinó que Armstrong y su equipo U.S. Postal Service habían incurrido en dopaje.

SCA se inconformó por los bonos mediante un recurso de arbitraje en 2005. Ese caso constituyó la base para hallar las evidencias usadas posteriormente en contra de Armstrong.

Armstrong siguió negando las crecientes acusaciones de dopaje, y la empresa llegó a un arreglo con el ex astro para pagarle siete millones de dólares en 2006.

La empresa demandó a Armstrong para recuperar su dinero después de que las trampas quedaron expuestas en un reporte de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, así como en una entrevista televisiva del ciclista con Oprah Winfrey.

El caso se envió de vuelta al panel original de arbitraje, presidido por Richard Faulkner. SCA eligió como su representante a Richard Chernick y Armstrong a Ted Lyon.

En las audiencias del arbitraje de 2005, Armstrong testificó bajo juramento que no había consumido drogas para mejorar su desempeño.

"El perjurio jamás debe ser redituable", determinó el panel en su nuevo fallo. "Tailwind Sports Corp y Lance Armstrong se han ganado justamente una amplia condena pública. Ello es un factor inadecuado de disuasión. Los engaños exigen sanciones reales y significativas".