Autor de ataques en Copenhague había estado preso

El difunto autor de dos mortíferos ataques en Copenhague acababa de ser liberado de la cárcel dos semanas atrás y podría haberse radicalizado mientras estaba preso, dijo a The Associated Press el lunes una fuente allegada a la investigación en Dinamarca.

Dos fuentes danesas allegadas a la investigación confirmaron a la AP que el agresor muerto se llamaba Omar Abdel Hamid El-Hussein. Hablaron bajo la condición de anonimato porque la policía de Copenhague no ha identificado al asesino y se ha limitado a decir que era un danés de 22 años con trayectoria de violencia y lazos con pandillas. Algunos medios daneses lo identificaron.

Una fuente dijo a la AP que El-Hussein había estado detenido a la espera de juicio, pero salió en libertad hace dos semanas. Añadió que la autoridad penitenciaria había avisado al servicio de seguridad PET el año pasado, al advertir cambios preocupantes en la conducta de El-Hussein el año pasado.

No quiso entrar en detalles, pero dijo que esas alertas son habituales cuando un preso modifica su conducta en una forma tal que "dispara las alarmas".

"Estamos tratando de averiguar qué pasó", se limitó a decir la vocera de PET Lotte Holmstrup.

El director de PET, Jens Madsen, dijo el domingo que su agencia conocía al asesino desde antes de los ataques del fin de semana que dejaron dos muertos y cinco policías heridos. Dijo que podría haberse inspirado en los ataques terroristas en París del mes pasado que dejaron 17 muertos.

La noticia sobre el presunto asesino trascendió cuando los daneses lloraban a las víctimas de los primeros ataques terroristas fatales en el país en 30 años. Algunos colocaron flores en el lugar donde la policía abatió a El-Hussein.

Mientras un tribunal danés el lunes aplicó prisión preventiva por 10 días a dos presuntos cómplices de El-Hussein, la primera ministra Helle Thorning-Schmidt aseguró que no había señales de que el asesino perteneciera a una célula terrorista.

"Desde luego que en lo sucesivo evaluaremos nuestra lucha contra la radicalización. Ya estamos haciendo mucho", dijo Thorning-Schmidt.

En noviembre de 2013, la policía difundió fotos de El-Hussein, buscado porque según la policía había apuñalado a un hombre en la pierna en el metro de Copenhague.

Los investigadores dieron nueva información el lunes sobre los desplazamientos del asesino entre uno y otro ataque, el primero el sábado por la tarde en un centro cultural y el otro el domingo por la mañana frente a una sinagoga, ambos en Copenhague.

El vocero policial Joergen Skov dijo que el asesino fue a un internet café el sábado por la tarde, seis horas y media antes del primer ataque. La policía allanó el lugar el domingo y detuvo a cuatro personas, incluidos los dos hombres acusados el lunes, dijo Skov. Otros dos quedaron en libertad.

La policía difundió retratos de El-Hussein y pidió a testigos que los hubiesen visto entrar o salir del café que se comunicaran con las autoridades.

"Nos interesa saber si estaba solo, si llevaba algo y en qué dirección Salió", dijo Skov.

La bandera rojiblanca de Dinamarca ondeaba a media asta en los edificios oficiales de la capital. La gente colocaba flores y velas en el centro cultural donde murió el documentalista Finn Noergaard, de 55 años y en la sinagoga donde fue abatido el guardia de seguridad Dan Uzan, de 37 años.