EEUU propone normas para drones comerciales

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos presentó el domingo un conjunto de normas destinadas a iniciar una nueva era en la cual el uso de drones sea parte de la vida cotidiana. Las tareas que realizarían los drones incluyen fotografía aérea y mapeo, supervisión de cosechas, inspección de torres de telefonía celular, puentes y otras estructuras altas.

La propuesta incluye restricciones tales como que el dron debe estar en todo momento a la vista del operador y la prohibición de vuelos nocturnos. Esto podría significar que no habría entrega de pizzas o paquetes. Además, los drones no podrían acercarse a menos de ocho kilómetros (cinco millas) de un aeropuerto.

La propuesta expone los requisitos que deben reunir los operadores comerciales y que incluyen aprobar un examen de conocimientos formulado por la administración (FAA por sus siglas en inglés) y una verificación de seguridad por la Administración de Seguridad en el Transporte para utilizar drones pequeños, definidos como artefactos voladores teledirigidos de menos de 25 kilos (55 libras) de peso.

Probablemente pasarán de dos a tres años antes de que se aprueben las normas, pero las autoridades federales dijeron que una vez vigentes, brindarán enormes beneficios económicos y de seguridad.

"Hemos tratado de ser flexibles al redactar estas normas", dijo el titular de la FAA, Michael Huerta. "Queremos mantener el altísimo nivel actual de seguridad de la aviación sin echar un fardo regulatorio excesivo sobre una industria emergente". Añadió que el organismo quiere emitir las normas definitivas lo antes posible.

A pesar de las restricciones, se espera que los drones cumplan una "función transformadora en campos tan diversos como el manejo de la infraestructura urbana, la seguridad pública, la seguridad costera, el entrenamiento militar, búsqueda y rescate y respuesta a las emergencias", dijo la Casa Blanca en un memorando presidencial sobre la privacidad difundido junto con las normas.

El memorando explica las medidas a las que deben someterse las agencias federales para prevenir el abuso de información recolectada por los drones. Las agencias deben estudiar las protecciones de privacidad y derechos civiles antes de emplear la tecnología de los drones y someterse a una serie de controles. La información recolectada que permita identificar a las personas no se puede conservar por más de 180 días, aunque hay excepciones.

Las normas definitivas podrían incluir como rubro aparte los drones muy pequeños, de hasta dos kilos (4,4 libras), que estarían sometidos a menos restricciones.