Ejército birmano halla cuerpos 13 rebeldes en nuevos choques

Tropas de Mianmar que luchan contra rebeldes étnicos cerca de la frontera con China recuperaron los cuerpos de 13 insurgentes y capturaron a otros ocho tras importantes pérdidas en el bando gubernamental esta semana, dijeron medios estatales el domingo.

Los enfrentamientos de esta semana están entre los más violentos registrados en el país en dos años y amenazan con hacer fracasar los esfuerzos del gobierno civil para firmar un acuerdo de alto el fuego nacional con los grupos rebeldes que luchan por la autonomía desde hace décadas.

Según la edición del domingo del diario Myanma Ahlin, el ejército halló 13 cuerpos, capturó ocho rebeldes heridos de gravedad y confiscó 98 armas. Unos 47 soldados fallecieron y más de 70 resultaron heridos a principios de esta semana en combates que incluyeron ataques aéreos sobre posiciones rebeldes cerca de Laukkai, la capital de la zona que administran los Kokang. La región está a unos 800 kilómetros (500 millas) al noreste de la capital del país, Yangón.

Los rebeldes Kokang formaban parte del desaparecido Partido Comunista Birmano hasta que firmó un alto el fuego con gobierno de entonces, militar, en 1989. Funcionarios culpan de la reanudación de los enfrentamientos a una facción del grupo liderada por Phone Kya Shin, que intentó tomar Laukkai.

El jefe del ejército de Mianmar, el general Min Aung Hlaing, acusó a otros grupos étnicos armados de apoyar a los rebeldes Kokang, aunque no los nombró.

El secretario general del grupo rebelde, Htun Myat Lin, dijo también a la Associated Press por teléfono el sábado que estaban respaldados por otros insurgentes, incluyendo los grupos Kachin, Shan y Arakan, una afirmación que negó un portavoz de Kachin.

Mianmar dejó atrás hace poco medio siglo de brutal régimen militar. Desde que asumió el poder en 2011, el presidente del gobierno, Thein Sein, ha estado intentando lograr acuerdos de paz con los rebeldes de las regiones fronterizas ricas en recursos.

Aunque se alcanzaron pactos preliminares con la mayoría de los grupos étnicos, en ocasiones se registran enfrentamientos con Kachin, Shan y otros. Además del control del jade, la madera y otros recursos naturales de las zonas bajo su dominio, quieren garantías de que tendrán opinión sobre futuros movimientos de tropas.