ONU propone acción ante crisis en Yemen

Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU analizan una primera resolución sobre Yemen luego de que la toma del poder por parte de los rebeldes pusiera a la nación más pobre del mundo árabe al borde del colapso.

Una propuesta de resolución obtenida por The Associated Press demanda que los rebeldes chiís hutíes retiren sus fuerzas de manera "inmediata e incondicional" de las instituciones gubernamentales, liberen del arresto domiciliario al presidente Abed Rabbo Mansour Hadi, apoyado por Estados Unidos, así como a su gabinete, y entablen pláticas de paz "de buena fe" ante la ONU.

Pero la propuesta no complace del todo a los países árabes del Consejo de Coordinación del Golfo.

Alarmados y preocupados de que Irán, potencia regional de mayoría chií, respalde a los rebeldes los estados musulmanes de mayoría suní han demandado una resolución que condene a los hutíes y responda a lo establecido en el capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas, lo que significa que pueden utilizar el uso de la fuerza militar.

El proyecto se conoció dos días después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijera al consejo que Yemen "se derrumba ante nuestros ojos". A continuación Jordania y Gran Bretaña comenzaron a trabajar en la resolución.

Al menos nueve países, Estados Unidos entre ellos, han cerrado sus embajadas en Yemen en los días pasados por temor a que los hutíes se apoderen de más territorio y la rama más peligrosa de al-Qaida, que tiene sede en Yemen, se envalentone en medio del caso. Los milicianos sunís que conforman la rama de al-Qaida son enconados rivales de los hutíes.

El proyecto pide a todas las partes de Yemen que "cesen las actos hostiles con armas contra las personas y las autoridades legítimamente constituidas en Yemen y se entreguen las armas decomisadas a las fuerzas armadas e instituciones de seguridad yemeníes". También pide a los estados miembros de la ONU que "eviten interferencias externas que buscan fomentar el conflicto y la inestabilidad".