México busca mejorar vida de trabajadores agrícolas

El gobierno de México ha formado una alianza de grupos de la industria agroalimentaria que trabajará para hacer cumplir leyes salariales y mejorar las condiciones de vivienda, educación y atención médica para trabajadores de granjas exportadoras después que una investigación periodística expusiera los abusos de la agroindustria que provee a las principales cadenas de supermercados y restaurantes de Estados Unidos.

Wal-Mart anunció por su parte que ha recordado a su personal de compras que adquieran únicamente productos de granjas que cumplan con sus normas de trato adecuado a los trabajadores, reportó el viernes el diario Los Angeles Times (http://lat.ms/16ZNQyK ).

Las medidas fueron tomadas tras la publicación de una serie de investigación del Times llamada "Product of Mexico" en diciembre. El periódico reveló que muchos trabajadores agrícolas en México laboran en condiciones miserables, por lo general sin suministro confiable de agua potable ni alimentos adecuados. Algunos jefes retenían ilegalmente los salarios de sus trabajadores para que éstos no pudieran abandonar el puesto antes de terminar la cosecha.

La decisión del gobierno mexicano de mejorar las condiciones laborales de más de un millón de trabajadores fue anunciada el miércoles por el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, en un evento al que acudieron representantes de nueve grupos comerciales, de acuerdo con el Times. Martínez y Martínez señaló que la alianza es de importancia para la agroindustria y para el país.

El grupo que está siendo conformado representará a productores y distribuidores que operan el 90% de las exportaciones de productos mexicanos a Estados Unidos, que están valuadas en más de 7.500 millones de dólares anuales. Se ofrecieron pocos detalles sobre la manera en que los objetivos serían logrados y no existe un compromiso para crear normas uniformes de las condiciones de los trabajadores, reportó el diario.

___

Information from: Los Angeles Times, http://www.latimes.com/