Presidente del Barsa declara en caso Neymar

El presidente del Barcelona, Josep Bartomeu, declaró el viernes durante más de tres horas ante la Audiencia Nacional como parte de su imputación en un caso de fraude tributario por el fichaje de Neymar.

Bartomeu salió del tribunal acompañado por su abogado y rehusó hablar con la prensa.

El equipo después informó en un comunicado que Bartomeu respondió a todas las preguntas del juez Pablo Ruz, y defendió "la corrección de las decisiones tomadas en este asunto amparadas siempre por los asesores fiscales del club"

"El presidente Bartomeu ha dado todas las explicaciones con respecto a los extremos sobre los que fue preguntado", agregó el Barsa. "Ha dejado claro que en la voluntad, tanto suya como la de los ejecutivos del club, no ha existido nunca ánimo de defraudar a la Hacienda Pública".

La audiencia fue citada tras la solicitud del fiscal José Perals para que se investigue a Bartomeu y al club por un supuesto fraude fiscal en la contratación del delantero brasileño.

Perals entregó documentos, basados en una auditoría de las cuentas del Barcelona, que parecen demostrar que el equipo no pagó la cantidad correcta de impuestos por la transacción.

Ruz intenta determinar si Bartomeu, como presidente del club, estafó al fisco español por 2,8 millones de euros (3,2 millones de dólares).

El Barsa pagó 13,5 millones de euros al fisco, y espera que el caso de transe fuera de corte.

El costo real de la transferencia de Neymar, procedente de Santos de Brasil, ha sido cuestionado desde que el ariete fue presentado el 3 de junio de 2013.

Cuando fue imputado en el caso el 4 de febrero, Bartomeu acusó al Real Madrid y al estado español, señalando que todo surgió porque "hay ciertos poderes del Estado que no les ha gustado que Neymar haya venido al Barsa".

El equipo catalán asegura que el fichaje del ariete brasileño costó 57 millones de euros.