EEUU: Corte revoca victoria de diócesis sobre anticonceptivo

Una corte de apelaciones determinó que la cobertura de control de natalidad requerida por las reformas de salud del gobierno federal no viola los derechos de varios grupos religiosos porque ellos pueden buscar adaptaciones razonables.

Dos diócesis católicas del oeste de Pensilvania y un colegio cristiano privado habían impugnado el mandato de cobertura anticonceptiva y ganaron decisiones en cortes de primera instancia. Sin embargo, el fallo emitido el miércoles por un panel de la Corte Federal de Apelaciones del Tercer Circuito dijo que las reformas "no establecen cargas sustanciales" sobre los grupos religiosos y por lo tanto no violan sus derechos consagrados en la Primera Enmienda.

Los tres grupos --el colegio y las diócesis de Pittsburgh y Erie-- están sopesando sobre si apelan ante el pleno de la Corte Federal de Apelaciones del Tercer Circuito o ante la Corte Suprema de la nación.

"Tal determinación debería causar preocupación profunda a cualquiera que le importe cualquiera de los derechos de la Primera Enmienda, especialmente el derecho a enseñar y practicar una fe religiosa", dijo el obispo de Pittsburgh David Zubik en un comunicado. "Esta decisión dice que la Iglesia ya no es libre de practicar lo que predicamos".

En juego está una "adaptación" redactada en la ley de atención a la salud que dice que las organizaciones religiosas pueden optar por no proporcionar directamente ni pagar por servicios médicos que dichos grupos consideren moralmente objetables. En este caso, eso se refiere a todos los anticonceptivos y servicios de aborto para los demandantes católicos, y servicios anticonceptivos como la píldora "de la semana después" y otras coberturas médicas que el Geneva College asevera violan sus enseñanzas contra el aborto. La escuela ubicada en Beaver Falls está afiliada a la Iglesia Presbiteriana Reformada.

Abogados del Departamento de Justicia argumentaron que la adaptación resuelve el problema porque permite a los grupos religiosos optar por no proporcionar tal cobertura. Pero los demandantes afirmaron que el simple hecho de tener que llenar un formato de una página, que deja constancia ante el gobierno sobre las objeciones de un grupo religioso, viola sus derechos porque aún así "facilita" o "detona" un proceso que entonces permite a un tercero, las aseguradoras, proporcionar el tipo de cobertura a la cual ellos se oponen.

La opinión de la corte escrita por la jueza Marjorie O. Rendell rechaza ese razonamiento.

"La ley federal, y no cualquier intervención de la parte demandada en el llenado o presentación de la declaración de conformidad, crea la obligación" de que terceros ofrezcan la cobertura objetada, escribió Rendell.

___

El periodista de The Associated Press Mark Sherman en Washington contribuyó a este reporte.