Davis, fuera del Juego de Estrellas, piensa en los playoffs

Anthony Davis tenía la bendición de los Pelicans para actuar el domingo en el Juego de Estrellas de la NBA en Nueva York, si hubiera querido reaparecer tras una reciente lesión en el hombro.

Davis dijo que valoraba mucho el respaldo de sus entrenadores y compañeros de equipo. Pero también bien claro que clasificarse a los playoffs por primera vez revista mayor importancia.

"Sólo quiero estar al ciento por ciento para volver a la cancha con mi equipo", dijo Davis el jueves en una teleconferencia con reporteros de Nueva Orleáns.

Davis pasará el fin de semana en Nueva York, participando en eventos promocionales y verá el partido desde el costado de la cancha.

"Sigue siendo una excelente experiencia pese a no jugar", dijo Davis, subrayando que puede aprender muchas cosas al pasar un rato con la élite de la NBA. "Así que trataré de exprimirle el jugo".

En su tercera temporada en la NBA, con apenas 21 años de edad, es el líder de los Pelicans con sus promedios de 24,5 puntos, 10,3 rebotes y 2,8 tapones por partido esta temporada.

Durante una derrota el sábado ante Chicago, Davis no se sujetó bien del aro tras un mate, cayendo horizontalmente sobre el tabloncillo. Intentó jugar durante un par de minutos, pero acabó saliendo del partido.

Diagnosticado con un esguince en el hombre derecho, Davis se sometió a terapia entre el domingo y el miércoles para volver de inmediato, pero fue descartado poco antes del duelo ante Indiana el miércoles. Horas después, tomó la decisión de darse baja del Juego de Estrellas.

"Lo más decepcionante para mí es que no pude estar en la cancha en los últimos partidos para poder ayudar a mi equipo", dijo Davis.

Nueva Orleáns (27-26) perdió ante Chicago y los siguientes dos partidos para quedar a un juego y medio detrás de Phoenix por la última plaza de los playoffs en la Conferencia del Oeste.

Aunque Davis es esencial dentro del objetivo de Nueva Orleáns de ir a su primera postemporada desde temporada, el técnico Monty Williams y los jugadores consideraron que Davis tenía todo el derecho para actuar en el Juego de Estrellas si físicamente estaba bien. Rechazaron el argumento de que participar en la exhibición de mitad de temporada, tras perderse un par de partido justo antes, pondría en tela de juicio las prioridades de Davis.

"Ellos saben que es una bendición encontrarme en esta situación", dijo Davis. "Ellos saben que pienso en el bienestar del equipo y haría lo que sea para ayudarle a ganar".