Disney dio sugerencias a autoridad en brote de sarampión

Conforme se propagaba el sarampión el mes pasado, ejecutivos de Disneyland enviaron una serie de correos electrónicos a funcionarios de salud de California solicitándoles que enfatizaran que el parque de diversiones no era responsable del brote de la enfermedad y que era seguro visitarlo, muestran documentos obtenidos por The Associated Press.

No existe evidencia de que Disneylandia --o funcionarios de salud que incorporaron al menos algunas de las sugerencias de Disneylandia-- tratara de minimizar la seriedad del brote o desinformar al público. Tampoco es inusual que compañías traten de ser escuchados por funcionarios públicos durante una crisis.

Pero los correos electrónicos revelan lo que puede ser un proceso delicado y muestran hasta qué punto los directivos de Disneylandia estaban preocupados respecto al efecto de la epidemia sobre "El lugar más feliz de la Tierra".

Conforme se multiplicaban los casos de infección, Disneylandia envió sugerencias al Departamento de Salud Pública de California y trató de insertar redacción a una actualización de la situación por parte de la Agencia de Salud Pública del condado Orange, según correspondencia que abarca las dos primeras semanas de la epidemia. Los correos electrónicos fueron obtenidos a través de una solicitud de registros públicos.

En un correo, un directivo de Disneylandia quería que el estado dejara claro que el parque de diversiones no era responsable de la epidemia. En otro, Disneylandia quería que el estado dejara claro que era seguro que las personas vacunadas contra el sarampión visitaran el parque temático. En ese caso, el estado actualizó la información en su sitio en internet para atender la preocupación de Disneylandia.

Más de 70 personas en California --incluidos seis empleados de Disneyland-- y aproximadamente otras dos decenas en otros seis estados, así como en México y Canadá, se han enfermado en este brote.

Aunque el sarampión fue declarado erradicado de Estados Unidos en 2000, la enfermedad ha reaparecido en años recientes, traída del extranjero y transmitida a estadounidenses que no fueron vacunados.

El jueves, la portavoz de Disneylandia Lisa Haines dijo que el parque estaba en contacto constante con autoridades de salud durante el brote "con el fin de asegurarse que información precisa fluyera en ambos sentidos para evitar confusiones y para informar apropiadamente al público".

___

Los reporteros están en Twitter como: @ATaxin y @SciWriAlicia