Republicanos promueven reducción de impuestos

Representantes republicanos están impulsando una nueva serie de reducciones de impuestos que beneficiarían empresas e individuos, pese a la amenaza de la Casa Blanca de vetar la medida, que tendría un costo de 300.000 millones de dólares durante la próxima década.

El debate muestra la disputa entre republicanos y demócratas sobre si las reducciones fiscales deben compensarse con reducciones al gasto u otros aumentos en los ingresos, lo que dificulta la aprobación de apoyos fiscales para empresas y familias.

Una pequeña cláusula aumentaría los mismos planes de ahorro escolar que el presidente Barack Obama trató de reducir infructuosamente. Otras volverían permanentes los apoyos fiscales ya caducos, incluidos lo que promueven las contribuciones de caridad y otros que facilitarían a las compañías hacer inversiones en equipo, investigación o desarrollo.

"Tratamos de que la gente regrese al trabajo, a mover la economía, a aumentar los sueldos y dar a las empresas la mayor cantidad de incentivos que podamos", dijo el representante Paul Ryan, de Wisconsin, presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, que elabora las leyes impositivas. "De eso es de lo que se trata".

Muchos demócratas señalan que apoyan la idea de los estímulos pero se oponen a aumentar tanto el déficit presupuestal.

"Podemos tener el mismo objetivo pero que se pague por eso", dijo el representante demócrata Bill Pascrell. "Alguien tiene que pagar la cuenta".

La Cámara se preparaba el jueves para una votación sobre un paquete de apoyos fiscales por 14.300 millones para impulsar las donaciones caritativas. Una cláusula ofrece apoyo a personas que hacen contribuciones caritativas desde sus cuentas individuales de retiro. Otra se enfoca a quienes hacen donación de propiedades para su conservación y una tercera ayuda a negocios que donen comida de su inventario.

Las tres forman parte de un paquete de beneficios fiscales temporales que expiraron el comienzo del año. La ley de la Cámara de Representantes las haría permanentes.

En su mensaje la Casa Blanca indicó que apoya los esfuerzos para impulsar las donaciones caritativas pero dijo que los republicanos en la Cámara están imponiendo "una doble vara de medida al aumentar el déficit mediante la creación de apoyos fiscales que benefician básicamente a las clases adineradas, luego de insistir en compensar el costo de las medidas que apoyan a la clase media y trabajadora, como el aumento de los beneficios por desempleo".

Los republicanos respondieron que legisladores de ambos partidos han votado repetidamente para extender estos apoyos de manera temporal.

Previamente el jueves, la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes aprobó tres leyes que se espera lleguen al pleno cuando el Congreso vuelva de su receso de una semana. Una aumentaría 529 planes de ahorros para permitir a estudiantes usar esos recursos para comprar computadoras u otros productos de tecnología.

En su discurso sobre el Estado de la Unión, Obama propuso reducir los beneficios fiscales de 529 planes de ahorro como parte de un paquete que simplificaría lo que en ocasiones es una serie confusa de apoyos fiscales para estudiantes. No obstante, Obama retiró su propuesta después que republicanos y demócratas la rechazaron.

___

Stephen Ohlemacher está en Twitter en http://twitter.com/stephenatap