Corte en Egipto libera a periodistas de Al-Jazeera

Un juez egipcio ordenó la liberación de dos periodistas de Al-Jazeera en inglés, solicitando al acusado canadiense el pago de una fianza de 33.000 dólares a la espera de la repetición de su juicio.

La decisión del tribunal ocurre menos de dos semanas después de la deportación del tercer compañero de los periodistas, el australiano Peter Greste, bajo una ley que permite al gobierno egipcio deportar a sospechosos o sentenciados extranjeros.

Se prevé que el periodista canadiense Mohamed Fahmy, quien hace poco renunció a su ciudadanía egipcia, sea deportado. Fahmy deberá pagar una fianza equivalente a 33.000 dólares, mucho más de lo que pagaron los otros acusados.

El tercer procesado es Baher Mohamed, un productor egipcio de Al-Jazeera, quien no tiene otra ciudadanía y no puede ser deportado. Él y otros 11 acusados, la mayoría estudiantes acusados de estar involucrados con el grupo islamista Hermandad Musulmana, serán liberados sin fianza. La siguiente vista del juicio será el 23 de febrero.

No está claro si saldrán libres el jueves, el día previo al inicio del fin de semana en Egipto.

Pero incluso así, los acusados celebraron la decisión. Marwa Omara, prometida de Fahmy, rompió en llanto y proclamó: "Viva la justicia".

Dijo a los reporteros: "Estoy muy feliz. Es un renacer para mí y Mohamed". Agregó que podrán planear su tan largamente aplazada boda ahora que Fahmy saldrá libre.

La esposa de Mohamed también lloró. "Estoy feliz, pero mi felicidad está incompleta hasta que él sea absuelto", declaró la mujer, que tuvo un hijo mientras su esposo estaba preso.

El juez Hasan Farid ordenó a los acusados no irse "de su tierra natal" y reportarse a su estación local de policía cada mañana.

Los periodistas de Al-Jazeera en inglés pasaron más de un año encarcelados por cargos relacionados con terrorismo. En un principio fueron sentenciados a por lo menos siete años de cárcel antes de que se ordenara un nuevo juicio.

Fahmy y Mohamed estaban en la corte el jueves detrás de una jaula de cristal a prueba de sonido por primera vez --una característica reciente en los tribunales egipcios-- ya que las autoridades tratan de limitar la capacidad de los acusados ??para protestar o interrumpir el procedimiento. El juez controla cuando los acusados pueden escuchar a través de un audífono. Familiares y abogados se quejaron de que era difícil ver a los acusados ??dentro de la jaula.

El australiano Greste fue liberado gracias a un nuevo decreto que otorga al presidente Abdul Fatá El Sisi facultades para expulsar a extranjeros.