Guardia Nacional de Texas pide previsibilidad sobre misión

Ante la posibilidad de que su misión en la frontera con México se prolongue más de lo planeado, la Guardia Nacional de Texas pidió "previsibilidad" para sus tropas que duermen en moteles y vigilan la frontera mientras se reduce la cantidad de personas que cruzan sin autorización.

La petición a los legisladores texanos se presenta en momentos en que se ha puesto la lupa sobre los casi 1.000 millones de dólares que se han gastado desde 2008 para vigilar la frontera. Por su parte, el gobernador Greg Abott no ha dicho si la Guardia dejará la frontera pronto o no.

Cerca de 200 elementos de la Guardia siguen allí, una reducción respecto a los 1.000 en fueron desplegados en junio por el entonces gobernador Rick Perry, y el financiamiento durará hasta marzo. Pero el nuevo vicegobernador republicano Dan Patrick indicó esta semana que Abbott está a favor de mantener la misión al menos hasta agosto.

La oficina de Abbott no ha hecho comentarios al respecto, y el comandante de la Guardia Nacional no informó el miércoles acerca de si ya se ha tomado una decisión.

Al final de una audiencia de casi dos horas en el capitolio texano, el general de división John Nichols pidió certidumbre a los legisladores.

"Llamas a un miembro del servicio, un ciudadano, y le dices: 'Ve allá por 30 días, pero pueden ser 60. No, ahora serán 45''', dijo Nichols, quien agregó que sus elementos están listos para el servicio durante un año si es necesario. "Sólo pido previsibilidad, de modo que pueda decir: 'Quiero que estés un año allá ¿Puedes ir?"

Perry usó sus facultades ejecutivas para enviar a la Guardia Nacional al Valle del Río Grande en momentos en que miles de menores que viajaban sin compañía desde Centroamérica cruzaban la frontera de Texas. El presidente Barack Obama describió la situación como una "crisis humanitaria" y Perry dijo que los criminales estaban aprovechándose de que la Patrulla Fronteriza había sido rebasada.

Las tropas están armadas pero principalmente se dedican a vigilar. Cuando detectan problemas o cruce de personas sin autorización alertan a policías estatales o agentes federales, dijo Nichols. Agregó que las armas son para su "propia protección", pero nadie ha sufrido heridas.

__

Paul J. Weber está en Twitter como: http://www.twitter.com/pauljweber

__

Interactivo AP:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/