Experto niega atribuir cuadro a Leonardo

Las afirmaciones sobre que un importante académico había confirmado la autenticidad de un retrato de Leonardo da Vinci emocionaron a los amantes del arte con la idea de una nueva pieza maestra y llevaron a una puja por decenas de millones de dólares.

Pero Carlo Pedretti, quien por años fue director del centro Leonardo en la Universidad de California, Los Angeles, dijo el miércoles que no llegó a tal conclusión.

"Nunca atribuí esta pintura a Leonardo", dijo Pedretti a The Associated Press vía telefónica desde La Toscana. "Simplemente dije que ameritaba más estudio".

La pintura de la noble Isabella D'Este fue incautada esta semana en Suiza por una investigación para saber si fue expatriada ilegalmente.

La policía de delitos financieros dijo el martes en un comunicado anunciando la incautación que Pedretti había atribuido la obra a Leonardo, un dato que también aparece en una revista italiana de 2013 y que alborotó a los admiradores de Leonardo. AP y múltiples medios reportaron que la pintura había sido atribuida a Leonardo.

La policía también destacó que el precio en el mercado había aumentado de 95 millones de euros (107 millones de dólares) cuando la descubrieron por primera vez en 2013, a 120 millones de euros (135 millones de dólares) cuando finalmente la encontraron en la bóveda de un banco privado suizo a mediados del año pasado.

Pedretti dijo que vio la pintura hace varios años en Suiza tras ser contactado por un abogado que representaba a los propietarios. Escribió una carta en la que señalaba que había elementos prometedores, incluyendo el tratamiento al rostro de la mujer, pero recomendó que hicieran más pruebas sin publicar el hallazgo.

"Es un error decir que reconocí la obra. Lo reconocí como un documento importante para el estudio de Leonardo, como un académico", dijo Pedretti.

Pedretti está convencido de que la pintura es antigua, y muy probablemente de la época de Leonardo, pero algunos detalles como una palma en el fondo y una rueda se agregaron mucho después, para ponerle a la noble los símbolos de Santa Catalina. Pedretti señaló que antes de declarar su autenticidad, "me gustaría consultar con mis colegas en Inglaterra, Francia y Estados Unidos. Eso sería el procedimiento correcto".

Alessandro Vezzosi, director de un museo dedicado a Leonardo en Vinci, dijo que el nombre de Pedretti había sido asociado falsamente a una afirmación que nunca hizo, lo que claramente ha llevado a una guerra de ofertas por la pintura.

"Hay una gran diferencia entre decenas de miles y decenas de millones de euros", dijo.

Aunque Vezzosi señaló que no encuentra la mano de Leonardo en la obra, es posible que "debajo haya sorpresas, quizá un dibujo de Leonardo".

Un dibujo en el Louvre de Isabella D'Este demuestra la relación de Leonardo con la mujer que aparece en la pintura. Y Pedretti no descarta que Leonardo haya podido contribuir al retrato, pero dijo que incluso si Leonardo comenzó la obra es probable que la haya terminado un estudiante.

"Leonardo estaba muy interesado en sus investigaciones y estudios de mecánica y física. No tenía tiempo para quedarse a trabajar en una pintura", dijo Pedretti.