Controversia rodea a Bachelet por préstamo a su familia

La presidenta chilena Michelle Bachelet ha recibido fuertes críticas por denuncias de que su familia recibió trato privilegiado para recibir un préstamo bancario que les permitió comprar tierras.

La revista chilena Qué Pasa informó que una compañía de la que es copropietaria Natalia Compagnon, nuera de Bachelet, recibió un préstamo de 10 millones de dólares del Banco de Chile.

La empresa Caval no había recibido el préstamo de otras instituciones bancarias pero el Banco de Chile aceptó luego de que el hijo de Bachelet y su esposa se reunieran con su vicepresidente Andrónico Luksic, uno de los hombres más adinerados de Chile.

El dinero se utilizó para comprar terrenos por unos 10 millones de dólares, que posteriormente se vendieron en 15 millones.

El gobierno de Bachelet confirmó esta semana los detalles del préstamo y sostuvo que es legal, y el hijo de la presidenta, Santiago Dávalos, emitió una declaración de interés financiero el miércoles. Pero el congresista opositor Nicolás Monckeberg dijo que eso no es suficiente y pidió que Dávalos renunciase como jefe de una fundación caritativa.

La controversia podría dañar la imagen de Bachelet, dado que durante su campaña por la presidencia prometió combatir las desigualdades.

Patricio Navia, un chileno experto en ciencias políticas en la Universidad de Nueva York, dijo que la forma en que la compañía de la nuera de la presidenta recibió el crédito es acceso desigual. "Lo que dice Bachelet es lo opuesto a lo que hace su familia", dijo.

Los niveles de corrupción en están entre los más bajos en Sudamérica, de acuerdo con Transparencia Internacional. Pero la confianza en los políticos ha sido erosionada por un escándalo de lavado de dinero en una compañía, Penta Group, acusada de financiar ilegalmente a un partido derechista.

"Si miras este caso particular, son apenas 10 millones de dólares. Hay sospechas de que la familia de la presidenta tuvo acceso a información confidencial y consiguió un par de millones. Así que comparado con otros países, no es nada. Pero en un país donde la corrupción no está extendida, esos tipos de escándalos tienen realmente efecto".

Bachelet, que está de vacaciones, no ha comentado aún. Pero algunos miembros de su gobierno de centroizquierda han admitido que la familia tuvo acceso privilegiado, aunque insisten que el préstamo fue legítimo.

"Sin duda alguna no todo el mundo tiene acceso de llegar al presidente del banco, al vicepresidente...," el ministro de hacienda Alejandro Micco dijo en una entrevista con la radio ADN.